sesión de control

Moreno a Díaz: "Andalucía no es un cuartel de invierno para volver a palos"

  • La presidenta defiende la compatibilidad de ambos cargos y critica que el líder del PP-A "ni apueste por Andalucía ni arregle su casa".

  • Maíllo también le reprocha que gobierne con "desgana" y "desidia".

Susana Díaz. Susana Díaz.

Susana Díaz. / EFE

El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, ha advertido este jueves a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de que la comunidad no es "un cuartel de invierno" para volver "a palos" si le salen mal las primarias a la Secretaría General del PSOE y le ha avisado de que "quien mucho se ausenta pronto deja de hacer falta".

En la sesión de control al Gobierno, la pregunta de Moreno a Díaz sobre el balance de la situación política en la comunidad ha girado en gran parte en torno a la situación interna de PP y PSOE.

Díaz, que ha defendido la compatibilidad entre la vida interna del partido y el desarrollo de su cargo institucional, ha criticado que Moreno "ni apuesta por Andalucía ni arregla su casa", ya que ha ironizado con su "imponente liderazgo" en el PP andaluz por las polémicas generadas en varios procesos congresuales provinciales.

Ha criticado que Moreno le acuse a ella de centrarse en el PSOE cuando él "no ha hecho otra cosa que dedicarse al proceso interno de su partido" y ha opinado que si los andaluces tuvieran que medir su eficacia por su manera de gestionar el PP-A o por su "valentía" para defender los intereses de Andalucía, "tendría suspenso garantizado".

Ha invitado a Moreno a mirar a su bancada para "saber lo que tiene en casa" y ha asegurado que si el 'popular' pusiera "un poco de entusiasmo' en su tarea "no tendrían tanta confrontación en la casa de los líos que regenta".

Moreno ha lamentado que Díaz haya "perdido la ilusión por sacar Andalucía adelante", que se haya "aburrido" de gestionar la Junta y que gobierne "a golpe de Whatsapp en AVE o en coche".

Ha reconocido que Díaz pone "entusiasmo, ilusión y ganas para irse a Madrid" pero ha criticado que no lo haga para resolver los problemas en Andalucía porque "cada día su ambición le exige más".

Moreno ha dicho que él no tiene el problema de tener a un alcalde "aquí al lado" que no habla bien de ella (en referencia al regidor de Dos Hermanas), ni cinco expresidentes de la Diputación de Málaga que avalan a Pedro Sánchez, ni que el propio Sánchez vaya a hacer un mitin en Sevilla para competir con ella "en su propia casa".

Además, ha criticado la "confrontación de salón" entre el PSOE y Podemos, que ve como "puro teatro" para aparentar diferencias mientras se reparten "los sillones" en los ayuntamientos, algo que ha argumentado en la moción de censura en Priego de Córdoba.

"Cada vez se parecen ustedes más", ha agregado Moreno, quien cree que Díaz se presenta como "dique de contención" pero abre las puertas "de par en par" al populismo en las instituciones con sus acuerdos en una veintena de ayuntamientos andaluces.

Díaz ha respondido a Moreno que "si tanto le preocupan los alcaldes" debería explicar "qué sabía del Ayuntamiento de Granada y cómo conocía lo que pasaba dentro de su fuerza política", algo que ha dicho mientras mostraba una carta de la secretaria del ex alcalde José Torres Hurtado que revela un encuentro con Moreno meses después de la denominada Operación Nazarí.

Ha indicado que le hace "gracia" que hable de repartirse sillones con Podemos cuando ambos partidos bloquearon su gobierno ochenta días y después de que se conozcan "conversaciones de trastienda" para una moción de censura en la comunidad.

La presidenta andaluza ha garantizado que habrá un debate sobre el estado de la comunidad en este periodo de sesiones para cumplir el compromiso que ella adquirió de tener dos al año, por lo que ha emplazado a Moreno a preparar "propuestas útiles" para Andalucía.

El líder del PP-A le ha exigido que ponga una fecha a ese debate y ha calificado como "muy grave" que vaya a tener uno antes dentro de las primarias del PSOE que sobre los problemas de la comunidad.

Moreno ha afeado a Díaz que no asuma la capacidad de autogobierno de la comunidad y no quiera hablar "de lo que es responsable", a la vez que ha criticado que, ante su "incapacidad manifiesta" de gobernar, acuda a lanzar "toneladas de confrontación" con el Gobierno central cuando es del PP.

La presidenta andaluza ha lamentado que Moreno haga "una oposición al ralentí" y ha criticado su "cobardía" a la hora de defender a la comunidad en asuntos como los Presupuestos Generales del Estado o las infraestructuras que necesita la región.

IU ataca a su "desgana" y "desidia"

El coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha reprochado a la presidenta su "desgana" a la hora de ejercer el cargo, así como su "desidia", que, según ha opinado, "incapacitan" a la jefa del Ejecutivo autonómico para liderar "una Andalucía que necesita impulso".

Maíllo, en su intervención sobre la situación de trabajadores nómadas en asentamientos de chabolas, le ha afeado a Díaz que "no hace nada" en esta cuestión, así como que "no está en lo que está". "Esto le aburre, son cosas menores y a usted le gusta la política grande", ha continuado el portavoz de IULV-CA, que ha incidido en que "Andalucía sufre" por esa actitud.

Afirma que a él le "da igual" la situación del PSOE, a cuya Secretaría General aspira Susana Díaz -"allá ustedes dándose coces", ha apostillado-, pero que sí le importan las consecuencias que para Andalucía tenga la "inacción" de la presidenta de la Junta.

Así, Maíllo ha afirmado, en referencia a Díaz, que "su inacción la incapacita para una Andalucía que necesita impulso; su dejadez la incapacita para una Andalucía que necesita proyecto político, su desidia la incapacita para una Andalucía que necesita valentía y ganas". "Usted está aquí a desgana, ese es el problema que tenemos del Gobierno de Andalucía", ha resumido el líder de IULV-CA.

La presidenta de la Junta ha aconsejado a Maíllo que "no pierda los papeles ni en el fondo ni en la forma, ni se suba al pedestal de la superioridad moral".

"Si en vez de hablar de los trabajadores en las chabolas quería hacer un reproche puro y duro, hubiese empezado por ahí", le ha indicado Díaz a Maíllo, para agregar que entiende que el dirigente de IU "se ha entregado al teatro, a la demagogia ramplona, a las simplezas políticas propias de su nuevo jefe de filas".

"Pero ese es su problema, no el mío", ha zanjado Susana Díaz, que ante los reproches de Maíllo ha defendido que ella realice un "diagnóstico" previo de la situación de los trabajadores en chabolas para que las políticas que se pongan en marcha a continuación "se hagan con rigor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios