CONTENIDO OFRECIDO POR EL AYTO DE SANLÚCAR

Galopadas en la arena sanluqueña

  • La cita obligada es en las playas gaditanas de Sanlúcar de Barrameda en su 174 edición

  • Más de 80 caballos van a participar en agosto en las carreras más antiguas de España

El ocaso regala hermosas estampas que suelen disfrutar más de 30.000 personas. El ocaso regala hermosas estampas que suelen disfrutar más de 30.000 personas.

El ocaso regala hermosas estampas que suelen disfrutar más de 30.000 personas. / LUIS RIOBÓO CANTILLANA

El espectáculo comienza cuando cae la tarde y baja la marea. Son las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda, aquellas que nacieron hace casi dos siglos, y que están declaradas de Interés Turístico Internacional desde 1997.

Este verano cumplen 174 años de historia y se han celebrado del 9 al 11 de agosto y, próximamente, lo harán del 25 al 27, con mucha vocación de futuro, porque hasta los niños organizan apuestas montando originales casetas sobre la playa.

Las carreras, cita por excelencia del verano, se pueden ver desde los palcos o desde la playa, donde el espectáculo es gratuito. Un acontecimiento que cada mes de agosto concentra en la ciudad a miles de visitantes que acuden para presenciar en directo las carreras de caballos con el atardecer en Doñana de fondo. Este año participan más de 80 caballos.

Las fechas atienden al calendario de mareas, ya que los días de carreras tienen que coincidir con una buena bajamar para que los caballos puedan competir por la playa con orilla suficiente.

Durante estos días se celebrarán 24 carreras de purasangres en este singular hipódromo: la arena mojada cuando el mar se retira entre las playas de Bajo de Guía y Las Piletas. Y es que la bajamar determina tanto las fechas de las carreras –que varían cada año– como la hora de comienzo.

El espectáculo suele comenzar sobre las 18:30 y concluye en torno a las 21:30 con más de 30.000 personas disfrutando del momento: la puesta de sol, con los caballos galopando por la orilla y el parque nacional de Doñana al fondo.

La edición de este año tiene un presupuesto que ronda los 700.000 euros, de los que 250.000 estarán destinados para los premios.

La Sociedad de Carreras de Caballos, que es la entidad organizadora de este evento, ha instalado además un recinto en la línea de meta, en el tramo denominado Playa de las Piletas, en el que se podrán realizar apuestas sobre las carreras que se irán sucediendo en la playa.

La ocasión se presenta como una oportunidad para conocer Sanlúcar de Barrameda, una ciudad señorial enclavada en la desembocadura del Guadalquivir, el río grande de Andalucía y muy marcada con el descubrimiento del Nuevo Mundo. Desde Sanlúcar, partió Cristóbal Colón en su tercer viaje a las Américas y también Magallanes en su primera vuelta al mundo.

Su prosperidad económica le llega con el comercio americano y, de nuevo, con influencia de la aristocracia y las empresas bodegueras, que impulsaron su economía y su cultura, una herencia que ha marcado para siempre la trama urbana de esta hermosa ciudad.

La celebración de las carreras también es una oportunidad estupenda para disfrutar de la gastronomía, presidida por la manzanilla –el vino por excelencia de la tierra– y los langostinos de Sanlúcar de Barrameda.Asimismo, de forma paralela a la actividad deportiva, se han organizado otra serie de eventos que vienen a complementar la oferta del verano sanluqueño, en el que también destaca el festival de música clásica A Orillas del Guadalquivir o la festividad de la patrona la Virgen de la Caridad, que sale en procesión sobre alfombras de sal coloreada.

Cartel Carreras de Caballos 2019. Cartel Carreras de Caballos 2019.

Cartel Carreras de Caballos 2019.

Máxima expresión

La imagen que promociona las Carreras de Caballos de Sanlúcar este año es una pintura al óleo sobre un gran lienzo que muestra un instante de la carrera ecuestre. Tres jinetes en primer plano avanzan por la orilla del mar ante la mirada del público. La obra, que se presentó el pasado mayo durante la Feria de la Manzanilla, ha sido realizada por la pintora arcense, afincada en Jerez, María Luisa Rey.

Su pintura, colorista y alegre, refleja la carrera de caballos en su más pura expresión, con el mar y la playa como indiscutible telón de fondo. No obstante, la pintora bien conoce el litoral gaditano y la tierra sanluqueña, sintiéndose enamorada del mar y de la pintura. Rey plantea el paisaje con una fuerte carga expresiva, desarrollando, sobre todo, en los escenarios donde el mar rompe violentamente, una pasional dimensión artística que acentúa esa realidad expresionista que domina su trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios