Cine

La dama, la muerte y el Zorro

  • El cortometraje dirigido por Javier Recio y producido por Kandor Moon se quedó a las puertas del Oscar, si bien el equipo llegado desde Granada celebró en casa de Antonio Banderas el éxito del proyecto

"Shit". Fue la primera declaración de Javier Recio en Facebook tras despertar del sueño de los Oscar y de la fiesta de celebración en Los Ángeles. El director de La dama y la muerte habló minutos más tarde con este periódico de camino al aeropuerto para regresar a España. Visiblemente cansado, el director lamentó no ganar el Oscar y no haber podido conocer en persona a Scarlett Johansson, que se encontraba en Nueva York y no acudió a la ceremonia. Igual que Natalie Portman. "Pero conocí a muchísima gente de la industria, entre otros a Brad Bird, director de Los Increíbles y mi cineasta preferido", explicó Recio con una voz que amenazaba ronquera.

También pudo codearse con John Williams, autor de la banda sonora de La guerra de las galaxias, entre muchas otras personas. "Entrar en este mundillo de la mano de Antonio Banderas y Melanie Griffith es algo increíble", continuó el director tras pasar la noche en casa del malagueño, donde se juntaron desde Tippi Hedren -protagonista de Marnie, la ladrona- hasta María Adánez.

Pero todas estas emociones le pasaron factura ayer: "El agotamiento que he tenido en estas dos últimas semanas lo he podido sostener por la emoción, pero en el momento que la ilusión del Oscar ha desaparecido estoy totalmente derrotado y en lo único que pienso es en volver a España y dormir". Pero al despertar tendrá que volver a descorchar el champán en una fiesta final que tendrá lugar mañana, ya en Granada.

Porque Recio y compañía no eran ayer los únicos con ojeras. La discoteca granadina Aliatar contó en la madrugada del domingo con cerca de 400 personas que siguieron en directo la gala y que aguantaron hasta las 3:30, cuando despertaron del sueño con la victoria de Logorama, de Nicolas Schmerkin, en el apartado de mejor cortometraje de animación.

Por su parte, Manuel Sicilia, director de Kandor Moon, compartía con Recio cansancio y cierta "desilusión" por quedarse a las puertas del Oscar. "Pero la experiencia no tiene precio y ha servido para que los estudios de animación granadinos suenen en la industria de Hollywood", explicó también de camino al aeropuerto.

"El hecho de que los estudios hayan sido conocidos en la industria estadounidense es ya un logro indiscutible", continuó Sicilia, quien aprovechó el viaje y estableció contactos para el siguiente proyecto: Goleor, la balanza y la espada, el próximo largometraje de la productora Kandor Moon, con el que ya sueñan repetir la experiencia tras "un curso intensivo de cómo funciona Hollywood". Para eso contaron con Antonio Banderas como cicerone, quien antes de la ceremonia dijo que, aunque no ganasen, nadie le quitaría la sonrisa de la cara. Y nadie lo consiguió, igual que el resto del equipo de Kandor Moon desplazado a Hollywood.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios