EL SIGLO DE RAFAEL MONTESINOS Una nueva vida para 'Los años irreparables'

  • El Cicus y El Paseo reeditan las cimeras memorias de niñez del autor, al que además la Casa de los Poetas dedica hoy, coincidiendo con el centenario, unas jornadas

Los Jardines de Rafael Montesinos, en el Paseo de Colón, cerca del puente de Triana. Los Jardines de Rafael Montesinos, en el Paseo de Colón, cerca del puente de Triana.

Los Jardines de Rafael Montesinos, en el Paseo de Colón, cerca del puente de Triana. / Juan Carlos Muñoz

Puede apreciarse, con cierta perspectiva, que toda vida encierra un buen puñado de paradojas. No fue una excepción la de Rafael Montesinos, exquisito poeta continuador de la más alta tradición andaluza, voz verdaderamente esencial de la lírica hispalense del siglo XX, que pasó la mayor parte de sus días siendo sevillano en Madrid y entre los lectores de hoy es recordado principalmente por su primer libro en prosa, Los años irreparables. Publicado en 1952 y considerado -con toda justicia- como una de las cimas de las memorias de niñez de la vastísima literatura española, ahora esta obra vuelve a las librerías de la mano del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) y la editorial El Paseo, artífices de una nueva edición supervisada e introducida por el especialista Rafael Roblas, a la que se han añadido algunas otras piezas de naturaleza autobiográfica.

Esta reedición, titulada Los años irreparables y otras prosas autobiográficas, presentada en el marco de la conmemoración del centenario del nacimiento de Montesinos, se propone acercar a los lectores contemporáneos este "monumento a la memoria de la niñez", que se complementa, para propiciar una mejor y más rica comprensión de su excepcional altura literaria, con una serie de textos autobiográficos y periodísticos relacionados tanto con el libro en sí como con la época de los primeros años de vida del autor en Sevilla. Al atractivo de esta renovada vida de la obra hay que sumar los materiales inéditos que se recogen, entre ellos un prólogo y un epílogo de manos del poeta que eran "totalmente desconocidos" hasta ahora, junto con una reveladora contribución de Rafael César Montesinos Calvo, hijo del poeta, en el prólogo de esta nueva edición que no oculta su vocación de convertirse en definitiva.

Pero no es este enjundioso lanzamiento lo único que hay que celebrar estos días en torno a la figura y obra de Montesinos. Como acostumbra, siempre atenta a la difusión y al mimo del extraordinario legado literario de la ciudad, la Casa de los Poetas y las Letras de Sevilla dedica hoy -justo el día en que se cumple el centenario de su nacimiento- un coloquio en el que en se analizarán, como explica el director de la institución, José Daniel M. Serrallé, "los valores, hitos y claves literarias" del autor de poemarios como Balada del amor primero, El tiempo en nuestros brazos y Último cuerpo de campanas, prosas como La memoria y el martes o los mencionados e insoslayables Años irreparables o los ensayos que dedicó a Gustavo Adolfo Bécquer, Biografía e imagen y La semana pasada murió Bécquer. Para contextualizar su obra y para ahondar en su perfil humano participarán hoy en el acto en Santa Clara la viuda de Montesinos, Marisa Calvo, quien además fue su colaboradora durante los más de 50 años en los que dirigió la Tertulia Literaria Hispanoamericana en Madrid, junto a Rafael Roblas y Francisco José Cruz y, como moderador, el periodista y escritor Ángel Pérez Guerra.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios