Deportes

Cambio de orden: Europa recibe a la NBA

  • Childress, Boykins, Garbajosa y Delfino, relevantes en EEUU, llegan al viejo continente

Será porque el dólar está muy depreciado respecto al euro o porque hay clubes europeos que manejan dinero a espuertas, pero resulta que lo nunca visto está ocurriendo ahora: los jugadores de la NBA emigran a Europa cuando están en su mejor momento o cuando son promesas con visos de estrellas en el futuro. Siempre el flujo ha sido al contrario. Las estrellas del Viejo Continente cruzaban el Atlántico para enrolarse en las filas de las franquicias de la mejor liga del mundo. Ahora, al menos en cierta medida, aparece la bidireccionalidad y hay algunos que han sido seducidos por el pecunio para residir en nuestro continente.

Josh Childress, con 25 años, abandona Atlanta para convertirse en el fichaje estrella de un Olympiacos que va decididamente a por la Euroliga. Tres años ha firmado por el club de El Pireo, que ha tirado la casa por la ventana con el estadounidense, el croata Vujcic y el griego Papaloukas. Panathinaikos, equipo que dirige Obradovic, seguirá al pie del cañón presupuestario con Fotsis, Nicholas y Perovic, aunque sin fichajes de relumbrón procedentes de Estados Unidos.

Los rusos no pierden comba y cada vez son más los equipos que pretenden hacer sombra al todopoderoso CSKA moscovita. El Khimki ha irrumpido con una fuerza descomunal. Dos jugadores reconocidos en la NBA y sin problemas para continuar allí han recalado este verano en este proyecto: Garbajosa y Delfino. Las mareantes cifras ofrecidas por el conjunto ruso han sido la causa para que el español y el argentino hayan traspasado el imaginario ya muro de Berlín para cambiar América por Europa. El poderío de los ex soviéticos es implacable. Bostjan Nachbar y Nenad Krstic también se han apuntado a la moda de trasladar su residencia estadounidense a la Madre Rusia. El primero fue fichado por el Dynamo Moscú, mientras que el segundo será la referencia en el Triumph Liberty.

La Lega busca un elemento revitalizador. A base de contrataciones, Italia quiere recuperar la autoestima. Un histórico como el base Earl Boykins, con cerca de dos millones de euros al año, pasa a engrosar las filas de la Virtus, mientras que un movimiento peculiar ocurrió en Roma, donde han firmado a un joven de enorme talento procedente de la high school: Brandon Jennings.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios