Dakar

Coma sigue imparable y Sainz recupera el liderato

  • El español Carlos Sainz vuelve a ser líder después de la descalificación del qatarí Nasser Al Attiyah y Coma aumenta su ventaja respecto a su principal rival, Jonah Street.

Comentarios 1

El piloto español Marc Coma (KTM) continúa imparable en su afán de proclamarse campeón de la edición de 2009 del Rally Dakar y aumentó su ventaja al frente de la clasificación general de motos, en una séptima jornada de 243,36 kilómetros en la que además, Carlos Sainz (Volkswagen) recuperó el liderato en coches tras alzarse con la victoria.

Coma y Sainz salieron muy reforzados de esta séptima jornada del Rally Dakar, que llegó hoy a territorio chileno con grandes noticias para los dos. El catalán reafirmó su condición de favorito para alzarse con el título y el madrileño asomó la cabeza al liderato después de dos etapas con dificultades.

El piloto de Aviá fue segundo en la llegada a Valparaíso, sólo superado por el local Francisco López, ganador en el día de hoy. El chileno, ante su público, venció con un tiempo de 2 horas, 36 minutos y 9 segundos; casi cuatro minutos por delante de Coma.

Pero Coma está de enhorabuena porque su más inmediato rival, el estadounidense Jonah Street acabó octavo por lo que amplía su ventaja en la general a más de 51 minutos. Una renta que parece muy jugosa para el español después de demostrar su virtuosidad en el terreno arenoso, quizá donde más ha sufrido en su paso por Argentina.

Así, Coma se hace dueño de una categoría donde sólo una catástrofe o un rival inesperado le podrían destronar del escalón más alto. Por su parte, el también español Jordi Viladoms (KTM), finalizó en el décimo lugar, a casi 19 minutos del vencedor de la jornada. Este 'tropiezo' le deja en la quinta plaza de la general, a 1 hora y 24 minutos de Coma.

En coches, el español Carlos Sainz ha visto la luz. La victoria en el séptimo capítulo dakarí le ha devuelto el liderato después de que ayer la organización descalificase de la competición al qatarí Nasser Al Attiyah por saltarse los puntos de control durante la etapa que concluyó ayer en Mendoza (Argentina).

Esta eliminación --el piloto asiático tuvo problemas con el radiador de su coche y prefirió saltarse los controles para llegar a meta-- le deja las puertas abiertas de par en par al madrileño que en dos días ha esclarecido su futuro en Sudamérica.

Además, la baja de Luc Alphand --vencedor en 2006-- por problemas de su copiloto, le hace aún más favorito al triunfo final. Sainz es ya el nuevo líder, pero sólo con nueve segundos de ventaja respecto al sudafricano Giniel De Villiers (Volkswagen), que también se ha aprovechado del 'adiós' de dos grandes candidatos.

Sainz, que venció en Valparaíso con 3 minutos y 41 segundos de diferencia respecto al estadounidense Mark Miller, se mostró cómodo sobre el desde el comienzo, pero fue en el tramo más pedregoso y en el asfalto cuando pudo certificar un nuevo triunfo tras dos jornadas infaustas.

Además, Nani Roma (Mitsubishi) selló el cuarto lugar, el mismo que ocupa ahora en la clasificación general de la prueba. El catalán, a casi media hora de Sainz, dejó escapar la oportunidad de recortar algunos minutos porque en el último punto cronometrado de la jornada era segundo clasificado.

Mañana los pilotos afrontarán la única jornada de descanso de la edición de 2009 para retomar la competición el domingo con una etapa que llegará a La Serena con una especial de 284 kilómetros y donde se alcanzarán altitudes cercanas a los 1.000 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios