fútbol lLiga Adelante

El Córdoba gana con autoridad (3-1)

  • Los de Paco Jémez noquean al Hércules, un rival directo al que superan en la tabla

El Córdoba se ha impuesto en El Arcángel con autoridad al Hércules, en un duelo de dos aspirantes a luchar hasta el final del campeonato por ascender a Primera y del que ha salido reforzado el conjunto andaluz, que con 53 puntos sobrepasa ya en dos al alicantino.

El Córdoba, además de superar al rival en la clasificación y colocarse cuarto, también consigue a su favor el coeficiente particular.

El choque arrancó con un gran ambiente en las gradas de El Arcángel y no tardaron los pupilos de Paco Jémez en agradecer ese apoyo, ya que a los dos minutos el argentino Dubarbier pudo marcar con un buen lanzamientos desde la media luna del área que se fue por poco.

Los blanquiverdes pronto se hicieron dueños del balón ante un Hércules que no dio dos pases seguidos, por lo que pronto se presentó la segunda ocasión de gol tras una gran asistencia de Fernández a la que no llegó por poco Airam.

Sin embargo, el tinerfeño no perdonó en la siguiente oportunidad que se le presentó. En minuto 21 fue Dubarbier el que tras llegar a línea de fondo y puso otro balón al corazón del área pequeña, que tras varios rechaces Airam llevó a la red.

Con la desventaja en el marcador el Hércules intentó llegar algo más, aunque lo hizo más bien por los errores de la pareja de centrales cordobesista que por sus prestaciones.

Pese a ello a diez del final pudo empatar a la salida de un córner rematado de cabeza por Abel Aguilar que sacó junto al poste un zaguero.

En los minutos siguientes decayó algo la intensidad en el juego y cuando ambos equipos pensaban en irse a vestuarios López Silva hizo el segundo.

Fue en el minuto de añadido, cuando el onubense controló un balón suelto en el área escorado a la izquierda del ataque, levantó la cabeza y con un sutil golpeo la puso en la escuadra de la meta defendida por Falcón.

Tras el descanso no cambió mucho el panorama, con un Córdoba que jugó a placer ante un Hércules maniatado y que por momento dio la impresión de que no iba perdiendo.

Ni los cambios de Mandiá surtieron efecto, porque fueron los blanquiverdes los que lo intentaron una y otra vez, con un Borja García que tuvo hasta dos ocasiones para lograr su decimocuarto tanto de la temporada.

Con todo, a diez minutos del final Gilvan acortó distancias tras un buena jugada hilvanada desde la izquierda en la que Michel asistía al brasileño y éste definió a la perfección solo ante Alberto García.

De cualquier forma poco le duraría la alegría a los alicantinos, dado que cuatro minutos después a la salida de un córner el central David Prieto marcó al recoger varios rechaces en área pequeña para sentenciar con el 3-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios