Deportes

España cayó, pero frenó la sangría

Pese a perder, España sobrevivió al fulgurante arranque de Estados Unidos, campeón olímpico y mundial, y después de encajar un 6-1 en el primer cuarto recondujo la situación para ceder por 12-8.

Las de Adam Krikorian fueron un vendaval de juego después de encajar el primer gol, obra de Bea Ortiz. En los siguientes seis minutos desplegaron su físico, su calidad individual y una asfixiante presión para dejar el partido decidido tras anotar un parcial 6-0. Las jóvenes jugadoras de Miki Oca no podían en el cuerpo a cuerpo, jugaban muy lejos de la portero Gabrielle Stone y las únicas opciones llegaban en las acciones de superioridad.

De hecho, de los ocho goles marcados por las españolas, seis fueron jugando en superioridad y otro de penalti. Sólo uno llegó en una acción seis contra seis.

En el segundo cuarto, España paró la sangría, cerró más su defensa y encajó un solo tanto. Marcaron Anni Espar y Judith Forca y se llevaron el segundo parcial (1-2) para irse al descanso con 7-3. En la segunda parte las de Oca jugaron con más confianza e igualaron los dos parciales (2-2 y 3-3). En el tercer cuarto, Steffens y Williams pusieron la máxima ventaja (9-3) y Anni Espar rebajó hasta el 9-4. En el cuarto final, en el intercambio de goles, el partido se cerró con 12-8. En Río de Janeiro, en los pasados Juegos, las estadounidenses ganaron en la fase previa (11-4).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios