Deportes

Isinbayeva echa gasolina al fuego

  • La rusa alimenta la polémica al apoyar la ley antigay de Putin

Yelena Isinbayeva alimentó ayer la polémica en Rusia al condenar la homosexualidad y apoyar la cuestionada ley antigay que implementó el gobierno del presidente Putin. "Si permitimos que (los gays) promuevan y hagan todo eso en la calle estaríamos muy preocupados por nuestro país, porque nos consideramos gente normal, estándar", dijo la dos veces campeona olímpica en los Mundiales de Moscú.

"Simplemente vivimos hombres con mujeres y mujeres con hombres", dijo la saltadora rusa en una conferencia de prensa en inglés. "Viene de la historia. Nunca hemos tenido ningún problema ni queremos tenerlo en el futuro", añadió. "Estamos profundamente en contra (de la homosexualidad). Estamos en contra de la publicidad en nuestro país. Apoyo a nuestro gobierno", sostuvo Isinbayeva, que el martes encandiló a su país con su tercer título Mundial.

Sus declaraciones llegaron en respuesta a la protesta ayer de dos atletas suecas en contra de la ley que rige en el país. Emma Green Tregaro se pintó las uñas con los colores del arcoíris en la clasificación de altura y Moa Hjelmer hizo lo propio en las series de 200. Tregaro subió luego la foto de sus uñas en las red sociales y colocó el hashtag#pride (orgullo).

"Fue irrespetuoso hacia nuestra gente y nuestros atletas", recriminó Isinbayeva. "Tal vez somos diferentes a los europeos. Tenemos nuestro país y todos deben respetarlo. Cuando vamos a otros países, intentamos seguir sus reglas", aseguró.

La rusa, que planea alejarse un tiempo de la competición para ser madre, es embajadora de los Juegos Olímpicos de la Juventud y estará a cargo de la villa olímpica en los Juegos de Invierno de 2014 en Sochi. Además, formó parte de la delegación que se presentó ante la FIFA cuando Rusia fue electa sede del Mundial 2018.

La IAAF sostuvo en un comunicado que tanto la posición de Green Tregaro como de Isinbayeva deben ser respetadas. "La constitución de la IAAF subraya nuestro principio de no discriminación en términos religiosos, políticos o de orientación sexual. Cree también en la libertad de expresión como un derecho humano fundamental, lo que significa que las opiniones de Green Tregaro e Isinbayeva deben ser respetadas", comunicó la entidad. La cuestionada ley antigay, que entró en vigor el 30 de junio, sanciona la promoción de orientaciones sexuales "no tradicionales" frente a menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios