Fútbol | Primera Andaluza

El Jerez Industrial cambia el chip para medirse al Tesorillo

  • Rivas, técnico blanquiazul, satisfecho con el triunfo ante el Guadiaro, advierte: "Hay errores que corregir, nos toca adaptarnos a un campo distinto"

Javi Rivas asegura que su equipo tiene mucho margen de mejora.

Javi Rivas asegura que su equipo tiene mucho margen de mejora. / Manuel Aranda

El Jerez Industrial abrió el domingo en La Juventud la fase de asenso a División de Honor con una victoria ante el Guadiaro por 3-0 liderado por un Jesús Barrera que anotó un gol que lo firmaría el mismo Leo Messi. Javi Rivas, técnico blanquiazul, se mostró satisfecho con el triunfo, pero ya le ha puesto las pilas a sus futbolistas. Este fin de semana ante el Tesorillo tienen una nueva y complicada cita por las condiciones del terreno de juego. Su equipo tiene que cambiar el chip.

El preparador blanquiazul no da tregua y ya está centrado en un partido ante "otro rival duro, que si está ahí es por méritos propios y hay que cambiar el chip. Vamos a un campo totalmente diferente al nuestro, que es ancho y largo, en el que hay más espacios. Aquel es de dimensiones reducidas y el juego será muy diferente. Vamos a intentar adaptarnos a las circunstancias para intentar ganar. Estamos trabajando duro y a ver si sumamos la segunda".

Sobre la cita del pasado domingo, admite que "al principio estuvimos muy nerviosos y, bajo mi punto de vista, tuvimos muchos errores en la circulación de balón, pero a medida que fueron pasando los minutos y el cansancio hizo mella en el rival, controlamos más y ya hicimos las cosas un poquito mejor".

Además, añade: "Sabía que cuando entrase el primer gol se nos quitaría la ansiedad, estaríamos más tranquilos y así fue. Pudimos meter algún gol más, pero su portero estuvo muy acertado o nuestros jugadores no lo estuvieron. Hay que intentar corregir errores, que tuvimos bastantes, y a ver si en la próxima jornada los erradicamos".

Goles en momentos decisivos

El triunfo se cimentó en momentos decisivos, con un gol en el último instante de la primera mitad y otro al inicio del segundo acto, y eso ayudó. "Tuvimos mucha ansiedad hasta que marcamos. La verdad es que el equipo entró en el vestuario animado, pero tuvimos que recomponer las líneas y hacer un par de cambios y tanto los que estaban ya en el campo como los que se incorporaron lo hicieron bien. Todo el mundo sumó, nos pusimos con dos goles a favor y ahí sí que estuvimos tranquilos y hubo algunos minutos que me gustaron, con toques y paredes".

Bajo su punto de vista, "el equipo estuvo lento, espeso, no circulaba el balón con velocidad. Son aspectos que tenemos que corregir. Los jugadores eran conscientes de lo que estaba sucediendo y así es más fácil corregir los errores. Lo importante es portería a cero y tres puntos en la primera jornada".

Todos enchufados

Ademas, asume que "los once que sacas de inicio igual no son los adecuados siempre porque la película del partido es distinta a medida que va transcurriendo el juego. Sabía que este equipo iba a estar cerradito en los primeros minutos, pero también sabía que a medida que pasara el tiempo los espacios iban a ser mayores. Se encerraron atrás y estuvieron ordenaditos pero, como he comentado, al final tuvimos más el balón y ellos llegaron por errores nuestros, pero sin desmerecer al contrario". 

A estas alturas de competición, Rivas quiere tener enchufados a todos sus jugadores y "lo estamos consiguiendo. Ellos saben que en estos seis partidos vamos a necesitar a muchos futbolistas porque habrá problemas de sanciones, de lesiones y con temas de trabajo. Aquí, todos son importantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios