fútbol liga santander

Paseo del Real Madrid en Granada

  • La 'versión B' de Zidane va de goleada en goleada

Varios jugadores del Real Madrid felicitan a Morata tras marcar su segundo gol. Varios jugadores del Real Madrid felicitan a Morata tras marcar su segundo gol.

Varios jugadores del Real Madrid felicitan a Morata tras marcar su segundo gol. / Pepe Torres / efe

El Real Madrid sigue dependiendo de sí mismo para proclamarse campeón de Liga, después de vencer con claridad a un alicaído Granada. Dos goles de James y otros dos de Morata en el primer tiempo dejaron el choque sentenciado al descanso. En la segunda mitad ambos equipos gozaron de ocasiones para marcar, pero ninguno lo hizo.

Zinedine Zidane aprovechó la visita a un equipo ya descendido desde la pasada jornada para dar descanso a la mayoría de jugadores que utilizó el pasado martes en la ida de semifinales de la Liga de Campeones ante el Atlético.

Sergio Ramos y Casemiro fueron los únicos que repitieron en el once de una segunda unidad blanca que, como ha ocurrido en sus últimas actuaciones, volvió a ofrecer una grata imagen ante un Granada que apenas opuso resistencia, dio notables facilidades defensivas y encadenó 11 jornadas sin ganar y seis derrotas seguidas en su feudo.

El equipo blanco tardó un suspiro en ponerse por delante, ya que a los dos minutos y medio de partido James remachó en línea de gol un tiro de Lucas Vázquez que por sí mismo entraba. El colombiano repitió a los diez minutos, otra vez solo y casi a bocajarro, aunque de cabeza, y puso el 0-2 tras un perfecto centro de Coentrao.

Se relajó algo el Madrid con la ventaja. En mitad de su monólogo hubo pequeñas fases en las que el Granada -que al cuarto de hora realizó un cambio que de poco le sirvió- tuvo la pelota, pero su balance ofensivo en la primera parte fueron dos tiros lejanos que se marcharon muy desviados, uno de Foulquier y otro de Angban.

A la media hora llegó el 0-3, obra de Morata tras una buena cabalgada por la derecha y pase de la muerte de Danilo, que volvió a aprovechar la escandalosa endeblez defensiva rojiblanca.

Una nueva demostración de esta bisoñez se produjo cinco minutos más tarde, cuando Morata marcó de nuevo culminando una acción individual al contragolpe.

La segunda parte sobró. El Madrid bajó el pistón ante un Granada absolutamente incapaz. Danilo, Sergio Ramos, por partida doble, y Lucas Vázquez gozaron de ocasiones claras para marcar. En campo contrario, Adrián Ramos obligó a parar un balón a Casilla por primera vez a la hora de juego. Instantes después, Morata y Benzema perdonaron el 0-5.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios