fútbol · tercera división

Pena máxima para el Guada (1-0)

  • Un penalti a un cuarto de hora del final castiga a los jerezanos, que merecen más

Un solitario tanto de Jesús, desde los once metros, condenó al Guadalcacín en su visita al Municipal de Lebrija, donde le esperaba un rival que hacía dos meses que no conocía la victoria y que frenó en seco la racha de seis partidos sin conocer la derrota de los jerezanos. En un encuentro muy parejo, los hombres de Alberto Vázquez pudieron adelantarse en el marcador en más de una ocasión, pero la suerte esta vez fue esquiva.

Fue un encuentro con dos partes muy diferentes, con un primer tiempo falto de intensidad y de ritmo y con escasas llegadas a ambas áreas. Los locales apenas gozaron de oportunidades claras para avanzarse en el marcador gracias al buen trabajo defensivo del Guadalcacín, que a su vez trataba de avanzar sus líneas para generar peligro en el área contraria. La ocasión más clara la tuvo Luis Castillo con un gran disparo que se marchó rozando el palo en las postrimerías del primer acto.

Tras unos grises primeros 45 minutos, el guión cambió de forma repentina tras el paso por la caseta. Y es que en la reanudación ambos equipos, conscientes de los puntos vitales en juego, pusieron toda la carne en el asador para llevarse la victoria. Las llegadas a una y otra área fueron cayendo y los jerezanos tuvieron el gol en sus botas.

El juego empezó a fluir desde bien pronto y el primer aviso llegó con una buena jugada del Antoniano en la que Lebrón tuvo que lucirse para desbaratar el disparo de Jesús tras un pase de Paquito. De nuevo el cancerbero visitante, posiblemente el mejor de su equipo, estuvo atento a una falta ejecutada por Joaquín. Cuando más apretaba el equipo local, el Guadalcacín reaccionó con una buena jugada en la que incomprensiblemente Javi Falcón, en boca de gol, no pudo con Pedro.

Fue una mano salvadora la del portero local como la que acto seguido protagonizaría de nuevo su homólogo, cuando en el 72' detuvo un lanzamiento lejano de Longa que se colaba en la red. En esos minutos, el cuadro jerezano no conseguía quitarse la presión de un rival que buscaba con ahínco el gol y que colgaba balones al área con desespero. En uno de ellos, el colegiado señaló penalti por manos y Jesús no desaprovechó la ocasión.

Pese al gol, el Guadalcacín no bajó los brazos y fue a por el empate. Luis Castillo, solo ante Pedro, volvió a marrar para desesperación visitante. Negados ante el gol, los jugadores de Alberto Vázquez, que introdujo cambios en busca del tanto que no llegó, a punto estuvieron de encajar el segundo, pero de nuevo Lebrón evitó con su enésima intervención. No hubo tiempo para más y se acabó la racha tras seis partidos seguidos sin perder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios