Deportes

El Zorya sonroja al Athletic

  • El equipo de Ziganda se complica la existencia tras no aprovechar sus ocasiones y caer por la mínima ante un desconocido rival ucraniano

Iñaki Williams intenta salvar la entrada de Lunev. Iñaki Williams intenta salvar la entrada de Lunev.

Iñaki Williams intenta salvar la entrada de Lunev. / luis tejido / efe

El Athletic Club tropezó frente al Zorya Luhansk en San Mamés, donde el equipo ucraniano se impuso por 0-1, y se complica la vida en el Grupo J de la Liga Europa, en el que con un punto tras dos partidos deberá mejorar mucho para estar en los dieciseisavos de final de la competición.

Aunque gozó de muchas ocasiones el Athletic, decidió el encuentro un tanto de Ihor Kharakin en el minuto 26 al rematar en el área pequeña un córner botado desde la izquierda que cogió a la defensa local muy despistada.

A pesar de haber merecido bastante más, aunque sólo fuese por acoso, no ha acabado de convencer el juego bilbaíno. Cuco Ziganda lo llenó de atacantes en la segunda mitad sin lograr el objetivo.

Encima, en una de las últimas jugadas del choque se lesionó Muniain, sin duda uno de los mejores de su equipo, si no el mejor, ayer y en lo que va de temporada. No tenía buena pinta la lesión del pequeño delantero, que se lastimó solo al centrar un balón al área y se retiró en camilla entre lágrimas y ostensibles gestos de dolor.

A punto estuvo de marcar el Athletic nada más saltar al campo, en una jugada de las habituales de Muniain en las que el pequeño delantero busca la escuadra. La encontró, pero el balón lo repelió la cruceta. Williams recogió el rechace, pero su remate lo mandó a córner Lunin. Tuvo una segunda tempranera oportunidad de abrir el marcador Muniain, pero, solo y ya en el área pequeña, no conectó bien la volea a un centro de Williams y la pelota se le fue muy arriba y desviada.

Tras otra ocasión en un córner, se paró el Athletic, como suele pasarle últimamente, y el Zorya empezó a dar señales de vida con varios disparos lejanos. Pero en el que acabó siendo el único córner visitante en la primera mitad Kharatin se aprovechó de un despiste enorme de la defensa rojiblanca para cabecear en semifallo e imposible para el meta bilbaíno.

Regresó de vestuarios el Athletic dispuesto a arreglar las cosas y empezó a poner coto a la meta ucraniana, brillantemente defendida por Lunin, el héroe de su equipo en la segunda mitad. Primero para frenar en una misma jugada a Aduriz, en un mano a mano, y a Williams en un remate posterior; después para detener un remate de Raúl García; y más tarde para sacar una mano tremenda a disparo cruzado de Córdoba, que dio mucho aire a un Athletic que seguía creando peligro. Pero todos los intentos fueron fallidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios