Fútbol l Liga BBVA

Otra desilusión en el Pizjuán

  • El Sevilla, que acaba con diez por expulsión de Romaric, no puede con el Athletic

sevilla: Palop, Stankevicius, Fazio, Dragutinovic, Adriano, Jesús Navas, Renato (Rodri, 86'), Romaric, Perotti (Diego Capel, 60'), Acosta (Lolo, 56') y Kanouté. athletic: Iraizoz, Iraola, San José, Amorebieta, Castillo, Gurpegui, Iturraspe (David López, 64'), Javi Martínez, Gabilondo (Íñigo Pérez, 88'), De Marcos (Susaeta, 75') y Llorente. Árbitro: Muñiz Fernández (asturiano). Expulsó a Romaric (52'); y amonestó a Kanouté, Iraola, Castillo, Gabilondo, Iturraspe, Iraizoz y Susaeta. Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones, aunque algo blando y rápido.

El Sevilla, que jugó casi todo el segundo periodo en inferioridad numérica por la expulsión de Romaric, no pudo ante un Athletic que, pese a esa circunstancia fue demasiado defensivo y conservador y que siempre pareció conformarse con el empate a cero final, lo que consiguió.

Joaquín Caparrós quiso plantear un partido con una línea de presión adelantada para evitar que el rival sacara con fluidez el balón y con Fernando Llorente como referente en el ataque para cazar algún balón. Ante ello, los sevillistas le impusieron ritmo al balón y con circulaciones rápidas se plantaron pronto por las inmediaciones de Gorka Iraizoz.

Así, Acosta gozó de una gran ocasión en el minuto cuatro, pero, solo ante Gorka Iraizoz, estuvo muy lento. Romaric, Perotti o Stankevicius lo probaron sucesivamente antes de que se cumplieran los primeros veinte minutos, aunque se encontraron con un muro en el meta vasco.

Los visitantes capearon el temporal sevillista como pudieron, porque, salvo alguna contra con Llorente o De Marcos, el control y dominio era total de los locales.

Con el paso de los minutos, el Athletic acumuló muchos hombres en misiones defensivas y el Sevilla estuvo entonces más espeso para llegar con el balón jugado.

Con ello, al menos, los visitantes lograron que se llegara a la fase final de la primera parte sin grandes sobresaltos e incluso con algo más de posesión del balón, lo que le dio para irse a los vestuarios en el descanso con el empate inicial.

En el segundo período, cambió pronto la dinámica del choque desde los primeros minutos, pues una gran internada de De Marcos concluyó con una espléndida parada de Andrés Palop tras el remate de Javi Martínez.

Poco después fue expulsado Romaric por hacerle falta al borde del área a De Marcos en una clara ocasión de gol, lo que dejó al Sevilla con diez y casi con el marcador en contra, ya que el meta valenciano respondió a tres remates consecutivos que estuvieron muy cerca de poner el 0-1.

El Athletic, vista su superioridad numérica, se echó algo hacia delante pero no con demasiada convicción y ello envalentonó la rival para no renunciar incluso a la victoria en un partido que quedó abierto.

Kanouté y el incombustible Jesús Navas la tuvieron para el Sevilla y Llorente para Athletic, pero el partido entró en su cuarto de hora final con empate a cero y con el resultado incierto y más cuando el desgaste físico en los dos equipos se notó mucho, aunque el conjunto andaluz no cejó en su intento de llevarse los tres puntos hasta el pitido final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios