liga santander

Un ensayo de cara a la final

  • El Barcelona visita al Alavés en Mendizorroza en un encuentro que servirá de entrante para el pulso por la Copa.

  • Los de Pellegrino consiguieron vencer en la ida en el Camp Nou (1-2).

La plantilla del Barcelona se dispone a entrenar en la ciudad deportiva Joan Gamper.

La plantilla del Barcelona se dispone a entrenar en la ciudad deportiva Joan Gamper. / alejandro garcía / efe

El Alavés y el Barcelona jugarán esta tarde en Mendizorroza un partido con mucho interés, pues el equipo vasco fue uno de los verdugos de los culés en el Camp Nou en la primera vuelta y aparece nuevamente en su agenda como rival en la final de la Copa del Rey.

Lo que muchos consideraron un accidente en el Camp Nou ha acabado por confirmar a un Alavés muy solvente, en la duodécima posición y que con 27 puntos parece tener muy encarrilada la permanencia justo el año que ha ascendido de Segunda División. A todo ello, el premio a la tenacidad lo ha llevado a una final de la Copa del Rey que jugará contra un Barcelona abonado a este partido en las últimas cuatro temporadas.

El equipo catalán viene de cuajar buenos resultados y no tanto buenos partidos de fútbol, en los que alterna destacados minutos con periodos irreconocibles.

Desde el partido en el campo del Betis (1-1), en el que los barcelonistas estuvieron desaparecidos casi 75 minutos, el equipo de Luis Enrique no ha acabado de rodar fino un partido entero, aunque en el 3-0 contra el Athletic el fin de semana pasado tuvo buenos minutos con un once muy condicionado por las rotaciones.

El movimiento de banquillo también se verá en Mendizorroza, a tenor del compromiso azulgrana en la Champions el martes en el campo del PSG, en la ida de los octavos de final. Así, ni Piqué ni Arda están en la lista de convocados, y sí el canterano Aleñá.

La línea que esta vez no tocará Luis Enrique será la del tridente atacante, después de que Neymar descansase por sanción el martes contra el Atlético, Luis Suárez lo hiciera ante el Athletic y Messi acabase sustituido para tomarse un respiro también ante los vascos.

El Alavés, por su parte, vivela resaca de la primera clasificación en sus 96 años de historia a una final de la Copa del Rey. El cuadro vitoriano llega a este encuentro en uno de sus mejores momentos de la temporada, ya que sólo ha perdido un partido de los últimos 16 que ha disputado entre Liga y Copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios