Fútbol · IV Torneo Solidario a beneficio de Cáritas y Comedor de El Salvador

En memoria de Joaquín de Cos

  • Sentimiento Flamenquista rinde homenaje el sábado al expresidente del club alunarado.

La Asociación Deportiva Solidaria Sentimiento Flamenquista, formada por veteranos del Flamenco CF, cumple este sábado en La Granja la cuarta edición de su trofeo benéfico, en la que recogerá alimentos para Cáritas y el Comedor de El Salvador, una labor que los alunarados inicaron hace cuatro años, habiendo recogido en las tres ediciones anteriores más de dieciséis mil kilos de alimentos para los más necesitados.

Además, Sentimiento Flamenquista ha venido homenajeando en ediciones anteriores a personales relevantes en la historia del Flamenco CF y el próximo sábado rendirá tributo a Joaquín de Cos, expresidente del club alunarado.

Nacido en Jerez en 1935, De Cos Gómez se cría en la calle Gómez Carrillo, esquina con Clavel. Trabajó muy joven como mozo de farmacia en las de la calle Clavel y barriada La Plata. Llegada la edad, se alista como voluntario en la Armada Española ejerciendo como cabo sanitario y en uno de sus destinos, la base naval de Mahón (Baleares), conoce a la que poco después sería su esposa, Paqui de la Rica. Se casan en la iglesia del Carmen de Mahón y se establecen en Jerez, en principio en casa de sus padres, en el Chicle. En este período nacen sus tres primeros hijos: Joaquín, Conchi y Rafa.

Joaquín de Cos encuentra trabajo como representante en la Harinera Gaditana, que le facilita un piso en La Constancia, donde nacen sus otros cinco hijos -Marcos, David, Mariluz, Susana e Isaac- y en cuyas plazoletas empieza a haacer sus primeros pinitos con el balón.

Con el tiempo llega a ser gerente de la Harinera, en la que evita el cierre de la empresa, que contaba con 25 trabajadores.

Durante de la década de los ochenta conoce a Pepe Basto, con el que traba amistad y de cuya mano entra en el mundo del fútbol base, en el Flamenco CF. Juntos, y juntos a otros amigos, dan un fuerte impulso al club alunarado, al que consiguen llevarlo a lo más alto del fútbol juvenil: la División de Honor.

Los cinco hijos de Joaquín de Cos pasaron por el Flamenco aunque fue Rafa el que estuvo más tiempo, llegando a jugar en Segunda División con el Xerez Club Deportivo.

Los fines de semana en el domicilio familliar estaban dedicados al fútbol: Paqui hacía las tortillas para los bocadillos de los jugadores mientras Joaquín ponía el coche para llevar y traer jugadores. Llegó a ejercer de vicepresidente y presidente del club y trabajó para el Flamenco hasta que su enfermedad se lo impidió: para Joaquín de Cos fue un orgullo haber ayudado al equipo día a día y ver cómo algunos chavales se convertían en hombres y llegaban a vivir del fútbol, porque los lunares fueron su vida hasta el mismo día que nos dejó, allá por julio de 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios