ciclismo lGiro

La primera llegada masiva, para Cavendish

  • El campeón mundial cumple los pronósticos en la segunda etapa, disputada en Dinamarca

Mark Cavendish, campeón mundial, ganó el primer esprint del Giro de Italia al imponerse en la meta de la segunda etapa, de 206 kilómetros con salida y meta en un circuito urbano de la ciudad danesa de Herning.

El ciclista británico logró abrirse hueco por el centro del grupo para batir cómodamente al australiano Matthew Goss (GreenEdge) después de pedalear durante 4 horas, 53 minutos y 12 segundos.

El estadounidense Taylor Phinney (BMC), ganador el sábado de la contrarreloj que abrió la carrera, conserva la maglia rosa de líder.

La escapada del día murió bajo la pancarta de 40 kilómetros e inmediatamente saltó del grupo Lars Bak (Lotto), tercero el año pasado en el Gran Premio de Herning, que llegaba a casa. El Sky tuvo que regresar al trabajo porque el danés había cobrado 46 segundos de ventaja a 25 kilómetros del final.

El intento de Bak resultó baldío. El danés fue atrapado a 17 kilómetros de meta y a partir de ahí el Sky, marcado de cerca por el Liquigas, no consintió más aventuras.

A 8 kilómetros del final, una avería en la cadena dejó descolgado al líder, Taylor Phinney, que durante unos segundos fue remolcado por el coche de su equipo. El estadounidense, con la ayuda de tres compañeros, se reintegró al pelotón a cuatro de meta.

Una caída en las cercanías de la meta redujo los candidatos en el esprint, y Mark Cavendish cumplió con los pronósticos sin demasiadas dificultades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios