Deportes

La resistencia verdiblanca

El Betis, colista descolgado en la tabla, se resiste a darse por muerto y, con el triunfo (2-0) ante el Getafe, redobla su ilusión para que se produzca el milagro, pero además mete en un serio problema a los madrileños, que acumulan 12 jornadas sin ganar.

El Getafe mostró poco en el Villamarín y el porqué ha pasado de estar séptimo a ver muy cerca el abismo de Segunda, mientras que el Betis confirmó que ha mejorado en el último mes, que la autoestima de su plantilla ha subido para acabar la temporada peleando e incluso para afrontar el jueves ante el Sevilla la ida de los octavos de la Liga Europa.

El conjunto de Calderón salió enchufado e hizo recular al rival con un juego rápido y peligroso por el extremo izquierdo con Cedrick como pesadilla de Juan Valera. El primer aviso serio llegó en un lanzamiento de Salva Sevilla que hizo intervenir a Jordi Codina. Cuatro minutos después, el medio botó un córner y Leo Baptistao remató de cabeza a gol. No cambió nada la dinámica tras el 1-0, porque el equipo de Luis García Plaza se mantuvo a merced del Betis y sólo confió en las contras.

Pronto el Betis disipó posibles dudas con un tanto de Rubén Castro al final del primer periodo, en un fuerte remate desde fuera del área que dio en López y cambió la trayectoria.

En la segunda parte, el Getafe atacó más y el Betis contragolpeó, aunque ni el primero recortó distancias ni el otro se llevó el average particular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios