Economía

Flysur reanudará los vuelos si Aena pone fecha a la construcción de la torre de control

  • El ente público achaca la suspensión a "motivos ajenos" al aeropuerto cordobés

Comentarios 1

Ni falta de viajeros ni mala planificación empresarial, tan sólo una profunda desconfianza sobre los planes que Aeropueros Españoles y Navegación Aérea (Aena) tiene para el futuro inmediato del aeropuerto de Córdoba. Así pueden resumirse los argumentos que ayer sostuvieron los máximos responsables de la compañía aérea Flysur para explicar su decisión de cesar sus actividades el próximo lunes después de poco más de un mes de vuelos. Eduardo Gavilán, consejero delegado de Taer Andalus, propietaria de Flysur, fue el encargado de dar la versión de la firma, y se mostró tajante: "No invertiremos ni un euro más hasta que no tengamos un compromiso firme para que se haga la torre de control", afirmó. También anunció que la compañía no se plantea dar por cerrado su proyecto y avanzó que estudia operar desde otro aeropuerto andaluz a la espera de que se solventen los problemas en Córdoba.

El consejero delegado excusó en todo momento de lo ocurrido a Flysur, aunque tuvo que responder a la pregunta que flotaba en el aire desde que la semana pasada anunciaron su decisión de poner punto y final a los vuelos: ¿por qué comenzaron a operar en septiembre cuando entonces tampoco tenían un compromiso por escrito de Aena sobre la construcción de la torre provisional? O, lo que es lo mismo, ¿qué ha cambiado en este tiempo?

Según explicó Gavilán, la clave estuvo en una reunión que él mismo mantuvo el 12 de septiembre con el sindicato de controladores aéreos, que había mostrado su decisión de denunciar la actividad de Flysur en el aeropuerto de Córdoba por falta de seguridad. En aquel encuentro, los controladores de Sevilla, que son los que han coordinado en este tiempo los vuelos de Flysur a partir de los 1.500 metros de altura, manifestaron que desconocían que Aena estuviese elaborando un proyecto para construir la torre de control. Fue en ese momento, según Gavilán, cuando los propietarios de Flysur comenzaron a sospechar de los planes del ente aeroportuario y temieron un retraso sine die de la construcción.

Aena respondió ayer a las acusaciones y afirmó que la decisión de Flysur de finalizar sus vuelos no se debe a que se cumplan o no los compromisos que la empresa pública, sino a "motivos totalmente ajenos" a ésta. Fuentes del ente público aseguraron que la compañía conocía las características del aeródromo cordobés antes de comenzar a operar. El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, se comprometió a que la torre de control esté lista antes de marzo y pidió a la empresa que "rectifique".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios