Economía

Sacyr reduce un 26,5% su beneficio en el primer trimestre a pesar de la aportación de Repsol

Sacyr obtuvo un beneficio neto atribuible de 31,3 millones de euros en el primer trimestre, un 26,5% menos que un año antes, cuando se anotó ganancias extraordinarias por la venta de tres hospitales de Portugal y a pesar de la aportación recibida por su participación en Repsol. La compañía que preside Manuel Manrique sumó 55 millones de euros en sus resultados trimestrales en virtud del porcentaje del 8,2% que tiene como segundo accionista de la petrolera. Este importe supera en un 48% al de 37 millones recibido el pasado año.

Por contra, las cuentas trimestrales de Sacyr no recogen aún impacto alguno derivado de la liquidación total de la deuda que la constructora tenía vinculada a esta inversión en Repsol, que vencía en enero de 2018, dado que se terminó de amortizar en abril.

En el plano operativo, la cifra de negocios de la compañía se elevó un 15,6% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 785,9 millones, impulsada por el crecimiento de todas sus áreas de negocio y la actividad internacional. Sacyr ya obtiene del exterior más de la mitad (el 55%) de su la facturación total, frente a la tasa del 48% de un año antes.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), por su parte, progresó un 16,5%, hasta 93,9 millones, de los que más de la mitad provinieron del negocio de concesiones. En el capítulo financiero, al cierre de marzo la deuda financiera neta de la compañía se situaba 3.788 millones de euros, importe similar al de cierre de 2016. No obstante, si se descuenta la deuda vinculada Repsol liquidada en abril, el pasivo se sitúa en 3.015 millones de euros y arroja un recorte del 19% desde el inicio del año.

Por áreas de negocio, la de construcción se mantiene como primera fuente de ingresos de Sacyr.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios