Economía

Trabajo insiste en gravar los sueldos "obscenos" de los directivos de la banca y de otros sectores

  • El líder de UGT, Cándido Méndez, califica de "soplapollez" el debate sobre la subida de impuestos

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, insistió ayer en que los "obscenos" sueldos de los directivos de la banca están detrás de la "eclosión" de la crisis financiera. Por ello, abogó por gravar los salarios de los altos directivos de las empresas españolas, ya sea por medio de impuestos o a través de otro tipo de regulación. Consideró que el hecho de que un directivo gane "mil o mil quinientas veces más" que el trabajador peor pagado de su empresa es cosa del "pasado".

Estas declaraciones contradicen las realizadas ayer mismo por la ministra de Economía, Elena Salgado, que dijo que "a corto plazo no habrá ninguna modificación de los impuestos, ni directos ni indirectos".

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, pidió a la banca que se "reconcilie" con la sociedad, especialmente con las clases medias y los pequeños empresarios y autónomos, porque han tenido responsabilidad en lo que ha ocurrido. Sin embargo, precisó que el Gobierno no puede fijar los salarios en las empresas privadas, aunque matizó que en el caso de las entidades financieras reflotadas con dinero público tiene que haber algún "límite" en las retribuciones.

Con respecto a la subida de impuestos, dijo que abrir ahora el debate es una "soplapollez" y apostó por poner sobre la mesa una revisión "en profundidad" de todo el sistema fiscal para mejorar su capacidad de recaudación. No cree que hablar de una eventual subida de impuestos "sea un debate para plantear en verano y olvidarlo en otoño". En su opinión, la banca ha tenido una "gran responsabilidad" en la crisis y tiene que reconocer que "ésta es la segunda o la tercera vez que la sociedad española tiene que pagar los platos rotos de una crisis financiera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios