Economía

Más allá de la filantropía

  • ONG y Universidad aplauden la responsabilidad social empresarial de Aguas de Huelva La compañía destina un fondo de ayuda social para las familias más necesitadas

La responsabilidad social corporativa va más allá de la caridad, del altruismo, del humanitarismo. Es una vocación a la que deben tender las empresas para lograr una sociedad más justa y más igualitaria. Ésta es una de las principales conclusiones a las que llegaron los participantes del Foro Acciones de Responsabilidad Social, El Valor de las Personas, organizado por el Grupo Joly, y que se celebró en el diario Huelva Información.

En el foro intervinieron Marcos Martín, director gerente de Aguas de Huelva; Andrés Escalante, delegado en Huelva de Unicef; Matías Rodríguez, presidente de Aspromin; Concha Salas, presidenta de la Asociación Paco Girón, y Marisol Palacios, directora de la Unidad para la Igualdad de Género y del Servicio de Atención a la Comunidad Universitaria de la Universidad de Huelva. La mesa estuvo moderada por el director del periódico, Javier Chaparro.

Los intervinientes coincidieron en señalar que la responsabilidad social empresarial se ha convertido en una nueva forma de gestión y de hacer negocios, en la cual la empresa se ocupa de que sus operaciones sean sustentables en lo económico, lo social y lo ambiental, reconociendo los intereses de los distintos grupos con los que se relaciona y buscando la sustentabilidad de las generaciones futuras.

Concha Salas apuntó que la sociedad cada vez más camina hacia modelos de corresponsabilidad, con la solidaridad como un valor más para ir transformando las comunidades, un axioma que compartieron el resto de los contertulios. Corresponsabilidad que es necesaria, según indicó Marcos Martín, para llegar a todos los sectores sociales.

Matías Rodríguez se refirió a responsabilidad corporativa no como a una acción filantrópica sino como una tendencia, una inclinación de la empresa para alcanzar una sociedad mejor y sin desigualdades.

Andrés Escalante aludió al compromiso de las empresas con respecto a las personas, como un valor que impera en la actualidad y como verdadera dimensión social de las mismas.

Las ONG y la Universidad presentaron en la mesa redonda al director-gerente de Aguas de Huelva las acciones que realizan en favor de la infancia, la discapacidad intelectual, la exclusión social y la UHU. Martín tomó el guante lanzado por las asociaciones y se comprometió a estudiar las propuestas para intentar atenderlas en la medida de sus posibilidades.

Por segundo año consecutivo, la empresa tiene un fondo de ayuda social aprobado por el Ayuntamiento de Huelva con una cuantía de 137.500 euros, creado para ayudar a las familias más necesitadas para que puedan afrontar el pago de los recibos de agua.

El fondo de 2014 está finalizado y de 2015 se han pagado algo más de 65.600 euros, que han cubierto 1.839 facturas. Para acogerse al fondo de ayuda social, las personas interesadas deben solicitarlo en las oficinas de Aguas de Huelva o acudir a las de Bienestar Social, donde se les explica los requisitos del mismo.

La compañía colabora con acciones de corte social, cultural y medioambiental, que la convierten en un elemento integrador y participativo en la vida de los ciudadanos de Huelva. Así, mantiene acuerdos y convenios de colaboración con la Asociación de Paralíticos Cerebrales de Huelva (Aspacehu), la Asociación de Padres de Deficientes Sensoriales Sordos de Huelva (Asprodesordos) y Aspromin.

Para favorecer la inserción laboral y potenciar la contratación de servicios a centros especiales de empleo, la compañía encarga toda la impresión de dípticos, folletos, sobres y documentos al centro especial de empleo de Aspapronias y la limpieza de la ropa de trabajo de los operarios a la lavandería de Fundosa de la ONCE. Además, apoya iniciativas y a entidades solidarias de Huelva y lleva a cabo acciones de concienciación ambiental y educación.

Aspromin recibe ayuda de Aguas de Huelva. La Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Cuenca Minera fue fundada en 1969 con el objeto de dar respuesta a las necesidades de formación, asistencia y rehabilitación de niños, jóvenes y adultos con discapacidad intelectual. Con sede en la calle Cartagena de Huelva capital, cuenta con un centro de atención infantil temprana, centro de educación especial, escuela-hogar, centro ocupacional, residencia de adultos y residencia de gravemente afectados y residencia de psicodeficientes. Uno de sus proyectos es la creación de viviendas tuteladas y de centros especiales de empleo. Su ámbito de actuación se extiende a la comunidad andaluza.

Unicef cuenta con 51.000 socios en Andalucía, de los cuales 2.500 son en la provincia onubense, y con 31 Ciudades Amigas de la Infancia, tres de ellas en Huelva (San Bartolomé de la Torre, Aljaraque y Almonte). Una de las acciones actuales que desarrolla esta ONG es el programa de educación para el desarrollo Enrédate.

La Asociación Casa Paco Girón es una entidad sin ánimo de lucro, abierta a la ciudadanía, que tiene entre sus finalidades el desarrollo personal y la inserción socio laboral de personas en riesgo de exclusión. Como muestra de su compromiso social y de solidaridad ha ofrecido parte de sus instalaciones para acoger a refugiados que vengan a España.

El compromiso social de la Universidad de Huelva se plasma a través de proyectos internacionales de cooperación, programas de alojamiento alternativo y el servicio de orientación al empleo para jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios