España

ERC quiere que el Gobierno evite dar funciones comerciales al Rey en sus viajes oficiales

Tardà: "En un escenario de desobediencia, no tiene sentido recurrir al TC"

Tardà: "En un escenario de desobediencia, no tiene sentido recurrir al TC"

Esquerra Republicana (ERC) ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a evitar otorgar al Rey Felipe II funciones comerciales en sus viajes oficiales y con la que propone establecer un control parlamentario sobre esas visitas antes y después de realizarlas.

En su iniciativa, que firma el portavoz de ERC, Joan Tardà, los independentistas catalanes subrayan que si bien la Constitución española reconoce al Rey como la más alta representación del Estado en las relaciones internacionales, "en ningún precepto" figura la representación del empresariado español entre sus atribuciones.

ERC pone como ejemplo el viaje de tres días que el jefe del Estado realizó recientemente a Arabia Saudí, donde acudió acompañado por los ministros de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y del de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna.

Una visita que, según destaca Tardà, tuvo un marcado trasfondo económico, como la participación de empresas españolas en la construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad entre Medina y La Meca y en el consorcio de ampliación del metro de Riad, o la firma del contrato de compra de cinco corbetas por más de 2.000 millones de euros para la marina Saudí construidas por el astillero público Navantia.

Según el texto, el mantenimiento de las relaciones económicas y diplomáticas bilaterales del Gobierno español "no pueden ni deberían sustentarse en la compra-venta de maquinaria de guerra", pero tampoco se tendrían que desarrollar en el marco de la vulneración a los derechos humanos más elementales, teniendo en cuenta que Arabia Saudí es un país con una "nula calidad democrática".

El viaje a Arabia Saudí es "tremendamente cuestionable"

"Los viajes del Rey a Arabia Saudí para cerrar buenos negocios o para hablar de política, son cuanto menos denunciables y tremendamente cuestionables a nivel democrático y ético", denuncian los republicanos catalanes.

De ahí que emplacen al Gobierno a evitar otorgar funciones comerciales al Rey en sus viajes oficiales pero también a establecer un control parlamentario en la Comisión de Asuntos Exteriores donde se informe previa y posteriormente del contenido y los acuerdos llegados en los mismos, mediante la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores.

Asimismo, ERC sugiere que se publique un informe anual de resumen de los viajes oficiales realizados por el Rey, que se publique en el Portal de Transparencia y que se informe a los grupos parlamentarios para que puedan presentar las correspondientes propuestas de resolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios