España

Mayoral asegura que Iglesias "sacrifica" su vida por el partido

  • El dirigente de la formación morada destaca el papel "integrador" de su secretario general

Rafael Mayoral y Pablo Iglesias, con Alberto Garzón entre ambos, en una manifestación contra la pobreza energética.

Rafael Mayoral y Pablo Iglesias, con Alberto Garzón entre ambos, en una manifestación contra la pobreza energética. / zipi / efe

El secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, cree que su jefe está "sacrificando" una parte importante de su vida por el partido. Mayoral, además, defendió que su capacidad de "integrar" lo convierte en la persona adecuada para conseguir que pase de ser "una maquinaria electoral" a "una fuerza popular" y poder convertirse en un proyecto alternativo al PP de Mariano Rajoy.

Mayoral recordó que fue Iglesias quien propuso que Pablo Echenique, que en la I Asamblea Ciudadana de Podemos presentó una lista alternativa, se hiciera cargo de la Secretaría de Organización, o quien planteó cambiar el sistema de votación para incorporar a las minorías a los órganos de dirección. "Creo que no hay ningún dirigente de ninguna fuerza política que en estos momentos haya hecho eso. Tiene esa capacidad de integración de amplios sectores, y creo que eso es algo que hay que reconocerle de cara a poder afrontar el futuro" del partido.

A su juicio, Iglesias es un elemento fundamental de "visibilización" del proyecto alternativo a Rajoy y, por ello, censuró que las élites centren sus ataques a Podemos en la persona que hoy lo dirige por ser "un elemento de cohesión" del partido.

Según Mayoral, alguien que ha encabezado un proyecto político y que ha conseguido "romper" el sistema bipartidista ha demostrado "un alto grado de eficacia" y que le sitúa en estos momentos como la persona con más posibilidades para apartar a Rajoy. De ahí que defienda que a Iglesias le queda "una tarea importante por cumplir, que es una putada".

Mayoral rehusó referirse a los posibles errores que haya podido cometer Iglesias para que haya surgido cierta contestación interna en Podemos porque, aseguró, en su partido se ejerce la responsabilidad de forma "colectiva", y valora que existan diferentes opiniones dentro del mismo proyecto político "plural" y que se expresen de forma "directa".

En ese sentido, rechazó "personalizar" el debate en Podemos en las dos principales facciones que llegarán a la asamblea de febrero, conocido como Vistalegre II: la pablista y la errejonista, capitaneada Íñigo Errejón. En su opinión, hacerlo "rebaja" el debate en un partido que es "más plural, diverso y complejo".

El dirigente de Podemos si admitió, sin embargo, que entre los modelos de partido que defienden Iglesias y Errejón no hay diferencias, sino sólo "matices" sobre cómo abordar los cambios para pasar de ser "una máquina electoral" a "una fuerza popular". "Ahí es donde están las claves y ahí es donde se establecen determinadas resistencias".

Entre las modificaciones, Mayoral defendió que Podemos debe "profundizar" en unos mecanismos participativos que sean capaces de controlar los aparatos y los órganos de dirección. "Podemos no puede convertirse en un partido, sino que tiene que enraizarse como un movimiento", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios