España

El acuerdo entre Rajoy y Zapatero rebaja la tensión entre ambos en el Congreso

  • Sáenz de Santamaría cree que el Gobierno sufre una "crisis de credibilidad" y De la Vega pide "menos patriotismo de salón"

Después del acuerdo en materia financiera que alcanzaron ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, su cara a cara de hoy en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados fue de perfil bajo, centrándose en la subida del gas más que en las medidas financieras. Fueron la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y la portavoz del PP en la Cámara Baja, Soraya Sáenz de Santamaría, quienes elevaron el tono del debate, cuando la dirigente popular aseguró que "la crisis de credibilidad" del Gobierno no se arregla ni con "150.000 euros" y De la Vega le exigió "menos patriotismo de salón".

En su pregunta al jefe del Ejecutivo, Rajoy eludió toda crítica a las medidas acordadas con el PP y reprochó a Zapatero que no haga frente a la "crisis de la economía real" y la subida del gas adoptada por el Gobierno. El presidente del Gobierno se vio interrumpido por los abucheos de la bancada popular cuando afirmó que las medidas adoptadas apoyan al sistema financiero "que es lo mismo que apoyar a empresas y familias". "Estamos en un plan de entendimiento", recordó Zapatero, que volvió a reiterar que establecerá "garantías" para cada uno de sus planes financieros.

Sin embargo, a juicio de Rajoy, Zapatero no ha tomado "medidas importantes" contra la crisis "económica real", sino, al contrario, ha tomado decisiones "poco justificables" como la subida de los precios del gas natural de hasta el 20 por ciento en el último años, a pesar de las recomendaciones de la Comisión Nacional de Energía. En este sentido, el jefe del Ejecutivo le reprochó que se "olvide" de la congelación del precio de la bombona de butano, del incremento de las pensiones, la no congelación del salario de los funcionarios o del incremento del Salario Mínimo Interprofesional.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, respondió también a Rajoy, señalando que la reciente subida del 9,6% en el precio medio del gas natural se debe a la nueva metodología, que aplica un cálculo automático a partir de la evolución del precio de las materias primas y del petróleo durante el anterior trimestre. "Por esa metodología es muy probable que los descensos del petróleo en los próximos meses se van a traducir en un menor precio del gas", señaló, recordando que la CNE había propuesto a Industria una subida media del precio del gas natural del 12,8%. LOS MISMOS LOBOS

El verdadero enfrentamiento entre Gobierno y oposición se vivió en el turno de la portavoz del PP en el Congreso, que pidió a De la Vega un balance de los seis primeros meses de legislatura y la vicepresidenta respondió que éste es "razonable". Sáenz de Santamaría esgrimió entonces uno de los carteles electorales del PSOE en el que Zapatero aparecía junto a la frase 'Por el pleno empleo' y el eslogan 'Motivos para creer'. "¿Cuáles eran esos motivos? La fortaleza de la economía y ¿qué queda de ese compromiso?: este cartel y la mayor crisis que recuerdan los más viejos del lugar", espetó.

Del pleno empleo al medio millón de nuevos parados, esgrimió Sáenz de Santamaría, que consideró esta cifra "medio millón de motivos para no creerles nunca más". "Pueden adoptar medidas para solucionar la crisis de crédito, pero su crisis de credibilidad necesita mucho más que 150.000 millones de euros", sostuvo la portavoz del PP. Frente a esto, la vicepresidenta acusó al PP de "falsear la verdad" y actuar "con deslealtad, no hacia hacia el Gobierno, sino hacia España y los españoles". "Menos patriotismo de salón y más patriotismo de los de verdad", manifestó.

"Se han empeñado en jugar a un juego muy peligroso y conviene que dejen de mirar a su ombligo electoral, que levanten la cabeza y que velen de verdad por los intereses de los españoles", recomendó la vicepresidenta, que señaló que mientras el Gobierno "trabaja por los ciudadanos", las comunidades donde gobiernar el PP "privatizan el agua y la sanidad, cierran el grifo a las universidades públicas y menosprecian a los sindicalistas", en alusión al Gobierno de Esperanza Aguirre. "La derecha de toda la vida, los mismos lobos con distinta piel de cordero", remachó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios