Festival de Jerez

"El flamenco está perfecto, saludable como una manzana"

-¿Qué le pones y qué le quitas al Festival de Jerez?

-Ni le quito ni le pongo nada. Si acaso le pondría más artistas, pero claro se sabe que cada año le toca a unos cuantos y no podemos caber todos en el mismo Festival. Y quitarle, pues nada. A los festivales nunca hay quitarle nada sino al contrario, sumarle cada año un poquito más.

-¿Recuerda el sitio más extraño en el que actuó?

-¿El sitio más extraño? Hay alguno que otro por ahí (risas). La verdad es que he tenido la suerte de actuar siempre en teatros y en sitios bonitos.

-¿Quién tiene más compás Rajoy o Zapatero?

-Ufff, yo creo que ninguno de los dos. Compás no creo. Pueden tener un poco de ritmo pero compás no creo. Yo con la política... Nada.

-¿Qué palo le da más palo?

-La soleá. Sin duda.

-¿Qué le da más miedo los aviones o la crisis?

-Pues mira ni los aviones ni la crisis porque yo creo que todo está en la mente de cada uno.

-¿Con quién se parte la camisa?

-Uy yo me parto la camisa con el flamenco y con esos momentos irrepetibles que se viven cuando ves que cualquier artista entrega su corazón.

-Doctor Farruquito, ¿qué diagnóstico presenta hoy en día el flamenco?

-Le haría un diagnóstico muy sencillo y con mucho respeto, puesto que me acaban de doctorar. El flamenco está perfecto, saludable como una manzana. Sólo que hay que cuidarlo cada día como si esa manzana tuviese un gusano a punto de morderla.

-Si hubiera Oscars en el mundo del flamenco o la danza, ¿quién debería haberlo recibido ya?

-Hay muchos que se merecen un Oscar del flamenco. Sobre todo, la gente mayor que tantísimo trabajo y tanto esfuerzo han derrochado para que nosotros los jóvenes tengamos ahora los espacios abiertos. Ha sido gracias a ellos, no gracias a la prensa, con todos mis respetos. Ellos han abierto camino y los mayores, cada uno, deberían tener ese reconocimiento.

-¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

-No me gusta esa expresión de 'dar el cante'. Hay gente que se da a notar más, otros que la gente resalta más, pero no me gusta mentar nombre ninguno porque, si se hace con respeto, en el flamenco no se da el cante.

-¿Con quién le gustaría marcarse un paso a dos?

-Hombre... Con mucha gente. Me gustaría bailar con flamencos. He tenido la suerte de estar con Paco de Lucía, de haber hecho cosas con Canales... Pero me gustaría hacer cosas con Sara Baras, con el Cortés, con Manuela Carrasco, que todavía no lo he hecho. No sé tío, de verdad, me gustaría bailar con mucha gente.

-¿Usted es más artista de Actimel que de oloroso? ¿Se cuida mucho?

-Mira yo te voy a decir una cosa, yo me cuido. Tomo el Actimel todas las mañanas, de verdad que sí, pero luego cuando es la hora del oloroso, pues también me lo tomo. Me cuido porque soy, por naturaleza, porque hago deporte y hay que cuidarse.

-¿Cómo se realiza en su ambiente doméstico? ¿A qué dedica el tiempo libre?

-Siempre dedico el tiempo a la música. Tengo mi pequeño estudio de grabación en casa y cuando no estoy ensayando con las botitas pues estoy ahí con la guitarra, creando, haciendo grabaciones... Siempre como motivación personal.

-¿De qué va Juan Manuel Fernández Farruquito por la vida?

-Pues mira voy simplemente de aprendiz.

-De no haber sido artista en esta vida, ¿que habría elegido?

-Ufff... No concibo la vida sin arte. Artista no es el que baila o cante, artista es el que ama el arte. Lo mío fue natural porque tuve la gran suerte de nacer en una familia de artistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios