Pedro carrasco 'Niño Jero'. guitarrista

"Entre todos los nietos que tengo y la crisis hay que buscarse la vida"

  • El jerezano, en plena madurez, lamenta que las nuevas generaciones "no escuchen más el cante antiguo, que es de donde se aprende de verdad y sólo hagan cosas modernas"

 Con la personalidad que lo caracteriza, Periquín ‘Niño Jero’ nos comenta sus últimos proyectos, entre los que destacan la creación de un nuevo trabajo discográfico. Además, reflexiona sobre la juventud del flamenco, a la que no augura un buen pronóstico.

–Parece que de nuevo Niño Jero está de moda. ¿Está teniendo el sitio que merece?

–Es lo único que siempre he querido, aunque me considere uno más es bueno que te reconozcan en tu tierra, aunque sea por tocar mal, pero por lo menos que estés en el panorama del flamenco. La verdad es que de mi generación el único que está quedando soy yo, un sitio me merezco. Yo tuve mi época cargada de éxitos, acompañé a los grandes, tuve trabajo en Madrid, Sevilla y el resto del mundo. Luego desaparecí un poco y ahora vuelvo con fuerzas.

–¿Cómo va lo del ‘Trío de Ases?

–Es una idea que me gusta, porque nos llevamos bien y lo principal es la oportunidad que le dan al Salmonete. En Jerez a todo el que cante bien se le debe dar una oportunidad, y él se le merece. De los otros dos ‘monstruos’ qué voy a decir. Es un espectáculo con mucha calidad y muy jerezano.

–Se ha convertido en el guitarrista oficial de ‘El Capullo de Jerez’ ¿qué le da para que no le suelte?

–Capullo y yo nos llevamos muy bien, nos conocemos a la perfección. Estamos desde chico juntos y no tenemos problemas, aunque la gente le gusta pensar que tenemos muchas broncas. En Jerez somos de malpensar pero la verdad es que yo soy las manos de El Capullo.

–¿Qué veremos en el espectáculo que ofrecerá mañana en La Guarida del Ángel?

–Tengo preparada una bulería por soleá como estreno, luego temas con sentimientos que ya he hecho otras veces como una taranta o mis bulerías. En esta ocasión he contado con José del Mijita y Juan de la Morena para que nos hagan un cante por bulerías, y con mi hijo Manuel y Juampe como guitarras secundarias. Me gusta dar oportunidades a los jóvenes, como mi nieta Triana que baila ‘pa’ comérsela. Todo irá dedicado a mis nietos, que cada vez tengo más. Entre ellos y la crisis estoy tocando la guitarra con tres cuerdas (risas).

–¿Es usted de los guitarristas que reconoce ser un cantaor frustrado?

–Y tanto que sí. Desde pequeño mi padre me inculcó el toque de la guitarra, y a mí me gustaba, pero prefería cantar. Mis cualidades eran mejor para la guitarra, y desde que tuve mi primer hijo me dediqué de lleno a base de estudio. Me juntaba con Moraíto, que para mí ha sido mi ídolo, y nos inspirábamos uno del otro.

–¿Se diferencia su toque al de las nuevas generaciones?

–Claro que sí, los guitarristas de hoy día se comen la guitarra, yo no me la puedo comer porque es la única que tengo (bromea). Es verdad que estudian mucho, saben muchas técnicas pero deberían escuchar el cante de Jerez, se olvidan de acompañar al cante. Se echa de menos a tocaores como Manuel Parrilla, los hermanos Morao que sabían llevar al cantaor sin molestarlo en ningún momento. El toque de los Jeros aún está asegurado con mi hijo Manuel, mis sobrinos, mi hermano Antonio.

–¿Peligra el flamenco en Jerez?

–En Santiago los jóvenes tienen mucho compás, pero deberían escuchar un poquito más a los antiguos y dejarse de tanto moderno. En la Plazuela aún quedan algunos como los Mijitas, Luis Moneo... Hay poquito en los dos barrios, que yo no soy ni de un barrio ni de otro, soy de Jerez. Yo echo en falta esos ratos que vivíamos, en cualquier momento se formaba una juerga, en cualquier rincón y escuchabas cantar a los mejores aficionados.

–¿Para cuándo un disco?

–Lo estoy preparando, en este año espero tenerlo grabado. Son muchas colaboraciones y no es fácil mover a tanta gente. Pero sí quiero un trabajo con el que me recuerden con toques por seguiriya, soleá, tangos, bulerías... Yo soy al revés de todo los artistas, primero grabo los directos y luego hago el disco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios