Sucedió en Jerez

Adiós al carril bus de Porvera tras 6 meses de funcionamiento

  • Las protestas de comerciantes y ciudadanos dieron al traste con una iniciativa calificada de despropósito

El 17 de septiembre de 2008 la entonces alcaldesa, la socialista Pilar Sánchez, presentaba un Plan de Movilidad que se sostenía en tres pilares destacados, una reordenación de la red de autobuses urbanos, la semi peatonalización de la calle Honda así como otras acciones en otros puntos de la ciudad incluyendo la creación de un carril bus en la calle Porvera.

Todo esto generó numerosas protestas de comerciantes y ciudadanos e incluso tensionó de forma interna el gobierno municipal, que al final de la historia dejó la dimisión del delegado de Movilidad, Juan Manuel García Bermúdez.

El 12 de enero echaba a andar el Plan con una primera acción en los cambios en la red de autobuses. Antes, el día 7, empezaba a crearse el controvertido y polémico carril bus de Porvera que el Gobierno consideró que beneficiaba a unos 30.000 jerezanos y acortaba los tiempos de llegada al centro en el transporte público en unos 30 minutos.

Se entendía que la medida beneficiaba a 30.000 jerezanos y acortaba los tiempos en el transporte público

Para delimitar la zona reservada al bus se colocaron unas piezas plásticas llamadas aletas de tiburón. Pese a todo, tanto los expertos como la Policía Local calificaba la medida de arriesgada para el tránsito de vehículos y para los peatones. Para colmo de males empezaron a parecer grandes socavones y boquetes en la calzada lo que llevó a la pregunta de si la calle Porvera podría soportar la intensidad del tráfico.

En esos días, la alcaldesa matizaba que el Plan era provisional y que la marcha atrás era posible. Se recogieron unas 1.300 firmas de ciudadanos y afectados para que se eliminara el carril. Incluso a la Escuela de San José se le sugirió

En julio, la alcaldesa daba marcha atrás y ordenaba la eliminación del carril bus de la Porvera

que la salida de los alumnos fuera por la puerta trasera del centro que da a la espalda de San Marcos, algo que fue rechazado de plano por el colegio.

A todo esto se añaden varios accidentes que vinieron a agravar la situación creada. Finalmente, el 16 de julio de 2009 la alcaldesa dio marcha atrás y anuncia que se elimina el carril bus y la calle queda libre. Como alternativa se implanta la Zona Naranja de aparcamiento, aún vigente, que permite el estacionamiento por un máximo de media hora. Entre tanto la semi peatonalización de la calle Honda se queda en el limbo. Seis meses y nueve fue lo que duró el experimento desde su puesta en marcha.

El bus descubierto con el equipo pasando junto al Minotauro, vestido con la equipación del Xerez CD. El bus descubierto con el equipo pasando junto al Minotauro, vestido con la equipación del Xerez CD.

El bus descubierto con el equipo pasando junto al Minotauro, vestido con la equipación del Xerez CD. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios