Incidentes en El Chicle y San Juan de Dios La alcaldesa reclama que no se proteja a quien delinque

  • La regidora defiende la intervención policial realizada tanto en San Juan de Dios como en El Chicle

Mamen Sánchez y Ana Hérica Ramos, en una reciente comparecencia. Mamen Sánchez y Ana Hérica Ramos, en una reciente comparecencia.

Mamen Sánchez y Ana Hérica Ramos, en una reciente comparecencia.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, defendió labor policial realizada en los últimos días tanto en El Chicle como en San Juan de Dios e hizo un llamamiento a la ciudadanía a no proteger a los que delinquen. Asimismo, reiteró en el anuncio realizado ayer de que próximamente se celebrará una junta local de seguridad para analizar los incidentes en los últimos días en estas dos barriadas

Durante una comparecencia pública, la regidora pidió a la ciudadanía que hiciese una reflexión sobre este tipo de actitudes. Al respecto, dijo: “Cuando la Policía ve una actuación delictiva, actúa para evitarla. Cumple con su actuación de protección ciudadana".

Acto seguido, valoró las intervenciones policiales en materia de droga y aseguró que el “problema actual” no está solo en barrios degradados sino en pisos “repartidos por toda la ciudad” que se destinan "durante tres meses" al cultivo de la marihuana. De ahí, hizo un llamamiento a la “colaboración ciudadana” para denunciar este tipo de prácticas y de, este modo, permitir que la Policía pueda acabar con ellas debido a los problemas de convivencia y de fallos en los suministros que ocasionan.

Ahora bien, incidió en que la pandemia ha provocado también que se haya interrumpido el trabajo de intervención social en las zonas más desfavorecidas de la ciudad. Al respecto, dijo: “Programas como el ICIS de la zona sur, el trabajo en San Juan de Dios, la labor con jóvenes, los talleres antirumores no se pueden realizar porque no se pueden reunir los colectivos; y es fundamental esa pedagogía”.

En el caso de San Juan de Dios, Sánchez apuntó que la Policía intervino para evitar que una persona denunciada por maltrato se acercara a la víctima, sobre la que tiene una orden de alejamiento. En esta misma línea, la delegada del Distrito Sur, Ana Hérica Ramos, reflexionó: “Estamos viviendo un momento de alargamiento de la pandemia y la capacidad de resistir se ve mermada y eso lleva a exageraciones en los comportamientos. Pero hay que reflexionar sobre qué nos lleva a proteger a quien delinque”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios