Jerez

El Alcázar se consagra como el real sitio de la coronación

  • El patio de Armas de la fortaleza almohade se queda pequeño para el primer acto de los Reyes Magos como tales · En la ceremonia hubo momentos de emoción

Por segundo año consecutivo el patio de Armas del complejo arquitectónico de El Alcázar se convirtió en el escenario de la coronación de Sus Majestades de Oriente como tales. El acto estuvo marcado por muchos momentos de emoción y seguro que en la mente de muchos de los asistentes, buena parte de ellos forman parte de la asociación de los Reyes Magos de Jerez, tenían muy presentes el recuerdo de Faly Cornejo, la diseñadora jerezana fallecida hace casi un año que encarnó en enero de 2008 al rey Gaspar.

La tarde, pese incierta en cuanto al tiempo por el cielo nublado y el frío, se presentaba ya por entonces que ni pintadas para quienes como por arte de magia dejaban de ser el empresario Antonio Sánchez Mejías, el presentador Jaime Cantizano y la cofrade Ana María Salas Trujillo, para convertirse en Melchor, Gaspar y Baltasar. Recibieron la corona de manos de sus predecesores: Sánchez Mejías de Juan Salido; Cantizano, del viudo de Faly Cornejo y Mauricio Geara, que el año pasado fue Baltasar la entregó a Salas.

La verdad es que los jerezanos han acogido bastante bien el nuevo emplazamiento de esta ceremonia a juzgar por el lleno hasta la bandera que presentaba el patio de Armas de El Alcázar. Se habían dispuesto una serie de sillas para que el público congregado allí pudiera disfrutar lo más cómodamente posible de la ceremonia. Los más pequeños no se pudieron resistir a acercarse a los Magos en cuanto les fue posible, es más, hubo quien se subió hasta el entarimado para hacerse una foto con ellos.

Los Magos, como es habitual, se vistieron en el Grupo Gálvez, donde este año se vivieron esos momentos previos de una forma muy especial. Desde allí fueron trasladados al Alcázar en coche de caballos. Tras el acto se despidieron de los asistentes, que los esperaban tanto allí como en la calle con gran expectación, para empezar a disfrutar de una noche mágica y larga cargada de muchas emociones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios