Comerciantes y Taxistas abogan por la coherencia en las obras de Esteve “Asfaltar la plaza Esteve es mucho más eficaz en todos los sentidos”

  • La Asociación de Taxistas y Asunico afirman que el adoquín no es viable en ciertas zonas que no son intramuros

Uno de los tramos afectados de la plaza Esteve que será asfaltado en los próximos meses. Uno de los tramos afectados de la plaza Esteve que será asfaltado en los próximos meses.

Uno de los tramos afectados de la plaza Esteve que será asfaltado en los próximos meses. / Miguel Ángel González

El gobierno local anunció días atrás una nueva reunión con los comerciantes del centro, taxistas y vecinos para retomar el arreglo de la plaza Esteve, que estaba previsto inicialmente para este mismo verano pero que se ha tenido que retrasar por las elecciones y porque, según afirmaba el delegado José Antonio Díaz, “no queríamos hipotecar con estas obras a un futuro gobierno de otro signo”. A raíz de ahí, con la firme decisión tomada el pasado año de eliminar los adoquines para asfaltar Corredera, Esteve y Santa María, la reunión esclarecerá plazos y detalles de lo que supondrá finalmente el arreglo de mencionada zona céntrica.

Una vez saltó esta noticia hace algo menos de un año, fueron, siguen y seguirán siendo muchas las voces vecinales, de la política y de expertos en urbanismo y patrimonio, que se alcen en contra de la decisión de tapar el adoquinado en lugar de apostar por conservar este particular pavimento, a pesar de haber sido tomada en consenso con los comerciantes del centro, taxistas y vecinos.

En Asunico (Asociación Unión de Comerciantes Jerez) lo tienen claro; “El alquitrán es la mejor opción”. Su presidente, Manuel García Santos, que vive además en el centro, asegura que “a nosotros nos encanta el adoquín, es precioso, pero ahora mismo no es viable”.

Los comerciantes piensan que “hay que mirar por los puestos de trabajo y el hecho de asfaltar ese tramo de vía tan extenso minimiza mucho los efectos de la obra. Por tanto, dentro de las posibilidades que había para minimizar los tiempos decidimos asfaltar. No es posible estar meses con estas calles cortadas”. El propio Manuel García indica que para arreglar un tramo de adoquinado “se pueden llevar un mes, para que a los tres meses vuelva a estar igual, porque es un tramo por el que circulan muchos autobuses. Y si encima no se mantiene es inviable”.

En esta búsqueda de la solución que menos trabe al comercio el asfaltado toma enteros, “mucho más eficaz en todos los sentidos”, explican desde Asunico. Desde el gobierno local ya confirmaron que se había encontrado una fórmula para que el acceso a plaza Esteve no estuviera cortado al tráfico más de 15 días. Algo que agradecen desde Asunico.

El presidente de Asunico aboga por la “coherencia”. Entiende que “a todos nos gusta el adoquín y sabemos que es una seña de identidad de la ciudad, pero ahora mismo no es viable económicamente y a este tramo hay que ponerle solución cuanto antes”.

Aun así, siguen siendo muchos los amantes del tan característico adoquín. Manuel García argumenta que “sólo hay que poner los puntos a favor y en contra en una balanza. La vida evoluciona y nosotros también tenemos que hacerlo”.

Desde la Asociación Unión Jerezana Tele-Taxi de Jerez son aún más tajantes. Los trabajadores del taxi tienen que pasar por el mismo lugar hasta 10 veces diarias. “Cuando tú no sueles pasar nunca por Esteve es entendible que veas muy bonito el adoquinado, pero nosotros que circulamos a diario por ahí no aguantamos más el estado en el que se encuentra”, explica Luis Gonzaga González, presidente de la asociación.

“El adoquín estaba muy bien para los coches de caballo, pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos”

“Eso es un rompecoches”, asiente. “Mi coche tiene menos de un año y no debería tener los problemas de suspensión que tiene”, asegura. “El adoquín estaba muy bien antiguamente para los coches de caballo, pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos que vivimos y las necesidades son otras”. Luis se refiere a la cantidad de coches, autobuses y camiones que pasan a diario por Corredera, Esteve y Santa María. “Sobre todo los autobuses, debido a su peso y dimensiones, maltratan el adoquín. Y el estado en el que se encuentra la zona es inaguantable para todos los vehículos que circulamos”.

Los taxistas también ven con buenos ojos el asfaltado, además de por la comodidad para la conducción, por su duración en el tiempo. “Eso lleva una torta de 50 centímetros de hormigón y encima asfalto. Eso te asegura que dure mucho tiempo”.

En respuesta a los defensores del adoquín, Luis cree que opinan por “desconocimiento. Cuando te enfrentas a diario a la situación te das cuenta que no tiene sentido”. Eso sí, los taxistas ven con buenos ojos que el adoquín no se elimine de toda la ciudad. “La zona de intramuros debería seguir con ellos, pero es que estamos hablando de una zona que no es intramuros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios