entrevista

Cádiz tiene que marcar su camino en la especialización y en la calidad

Este año es la primera vez que separan la celebración de la Fiesta Patronal en dos actos. ¿A qué se debe dicha decisión? -Efectivamente, la Junta de Gobierno del Colegio decidió darle un giro al diseño de los actos sociales y culturales; ampliamos a dos actos diferenciados para que los colegiados puedan tener más tiempo para compartir y crear sinergias. Cuando pones a muchos ingenieros compartiendo tiempo, mesa y mantel, suceden muchas cosas buenas. Hay compañeros que han encontrado nuevas oportunidades aprovechando esos ratos de conversación entre empresarios, técnicos con mucha experiencia en determinados campos y en definitiva oferta y demanda. Es por ello que decidimos, separarla en dos actos diferenciados y programados en distintas fechas. Al conjunto de ambos lo denominaremos a partir de ahora "Convención Anual" y este acto comprende desde la Jornada Institucional, que celebramos el día 8 de septiembre, compuesta por un Acto Institucional formal seguido de un aperitivo y el Almuerzo de Gala (que sustituye a la Cena de Gala que hemos celebrado hasta ahora durante el fin de semana de celebración patronal). Tras el Almuerzo de Gala, tendremos un concierto de música pop a cargo del grupo "Planeta80", muy destacado y que cerrará esta jornada institucional. Seguidamente, el 27 y 28 de octubre celebraremos el fin de semana de convivencia entre compañeros que tantos buenos momentos nos ha dado estos años pasados. Se trata de la misma fórmula que hacíamos hasta ahora; pero sin la cena de gala. Serán dos días para disfrutar de una manera más prolongada, cercana y relajada, con los compañeros y sus parejas, de un enclave maravilloso. Este tipo de celebraciones y reuniones entre compañeros tiene siempre resultados muy positivos. El colectivo se mueve y comparte.

-¿Cuáles son las previsiones de asistencia y qué significado tiene la Cena Patronal?

-Entre un acto y otro acudirán unos 500 colegiados procedentes de distintos puntos de la provincia de Cádiz, entre miembros colegiados, junta de Gobierno de Cádiz y Andalucía, así como representantes institucionales y autoridades diversas. El acto pretende alzar la voz de los ingenieros gaditanos, mostrar a la sociedad que estamos más unidos que nunca en las reivindicaciones de Graduados en ingeniería de la rama industrial y mostrar el talento de los ingenieros técnicos gaditanos al servicio de la sociedad. Nuestra profesión se caracteriza por ser polivalente y albergar distintas funciones en numerosas facetas, como en instalaciones industriales, eficiencia y ahorro energético, en estructuras, en pericia forense, en mediación para resolución de conflictos, en enseñanza, en la administración y en mil aspectos más, ahí está presente el Ingeniero Técnico Industrial. Es una profesión en continuo progreso que tiene mucho que aportar a ese necesario cambio industrial que nuestra provincia necesita. Para todo ello es necesario que a nivel colectivo tengamos la cohesión y la participación de nuestros ingenieros. Ellos son el principal motivo. Si la ingeniería está fuerte, la sociedad en general progresará más y mejor.

-¿En qué estado se encuentra la Ingeniería gaditana?

-La ingeniería en Cádiz goza de buena salud. Pocas provincias tienen tres escuelas de ingenieros. Todos los estudios de mercado que se realizan por las grandes consultoras aclaran que es una gran opción cursar estos estudios cara a encarar el mercado laboral. Hay que seguir fomentando la vocación en los estudiantes de secundaria porque hay una necesidad clara de ingenieros y la industria 4.0 así lo confirma. Recuerdo que, en otros escenarios de no crisis, los alumnos de ingeniería eran buscados incluso mientras cursaban sus estudios y ese es uno de nuestros principales retos, apoyar al talento que emana de las escuelas y que permanezca en la provincia. Cádiz tiene que marcar su camino en la especialización y en la calidad. Si cada empresa contratase un solo ingeniero, la oferta superaría a la demanda de manera clara, y estoy convencido de que en la recuperación que se está produciendo del mercado ello sería muy posible. Las empresas que contratan ingenieros rápidamente lo notan.

También celebramos que por fin se esfumen las dudas sobre la colegiación para todo ingeniero que ejerza como tal: en la empresa, por cuenta propia y en la función pública; obligatoria para todos profesionales que ejercen. Esto supone una garantía jurídica para los ciudadanos, que pueden estar tranquilos de que el profesional cumple todos los requisitos y aportará un trabajo de calidad y supervisado por su Colegio. Todos tenemos que estar sometidos a la deontología profesional.

Continuamos trabajando por fomentar la relación entre las enseñanzas y el mercado laboral, donde se aporte la visión profesión de esta última en los alumnos ya que entendemos prioritario que la Universidad esté lo más próxima posible al nivel que se demanda en las empresas. Hay que trabajar mucho en este aspecto para que el ingeniero egresado pueda cumplir su función profesional en las empresas lo antes posible y con ello que la evolución en esa deseada industrialización sea lo más certera posible. La sociedad lo demanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios