Sucesos

Carretero: "Jamás he tenido nada que ver con el tráfico de drogas"

  • El ex jefe de la Policía Local de Ubrique asegura que no ha sido detenido y que se le llamó a declarar porque en el registro apareció munición a su nombre

Carlos Carretero, durante la rueda de prensa ofrecida por videoconferencia la mañana de este miércoles. Carlos Carretero, durante la rueda de prensa ofrecida por videoconferencia la mañana de este miércoles.

Carlos Carretero, durante la rueda de prensa ofrecida por videoconferencia la mañana de este miércoles.

Carlos Carretero, ex inspector jefe de la Policía Local de Ubrique, ha asegurado que no ha sido detenido en ningún momento en el transcurso de la operación 'Cobradiezmo' desarrollada por la Guardia Civil en la Sierra de Cádiz y Jerez en torno a una red que proveía de hachís y marihuana tanto al mercado nacional como europeo.

Carretero, a través de una videoconferencia, negó en todo momento haber sido detenido, sino que se le solicitó declarar en la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz en torno al hallazgo de unas cajas con cartuchos de balas a su nombre en el transcurso del operativo. El hallazgo se produjo en la casa de alquiler en la que vivió hace años en Arcos, inmueble donde reside su hijo en la actualidad y que sí ha sido detenido por su presunta relación con la trama de tráfico de drogas. “En ningún momento he sido detenido por delitos contra la salud pública, nunca, jamás. Ayer (día 2 de febrero) fui requerido por la Policía Judicial de la Guardia Civil para declarar por unos hechos que ocurrieron en Arcos el 30 de noviembre de 2020. Al parecer ese día en una operación de la Guardia Civil en una vivienda de Arcos se detuvo tres personas y (se aprehendieron de) plantas de marihuana”.

Carretero quiso dejar claro que aunque él y su hijo, ahora detenido, hayan vivido en la referida vivienda “el mencionado chalé no es de mi propiedad. Es cierto que viví como inquilino pero no es mía”. Los agentes de la Benemérita encontraron en la vivienda (una unifamiliar de dos plantas con una parcela de unos 400 metros cuadrados) “una bolsa de viaje en la que se encontraba parte de mi uniforme, galones, medallas de cuando era inspector jefe. Y en esa bolsa que lleva allí desde marzo de 2003 había varias cajas de munición de mi arma reglamentaria”.

A este respecto, Carlos Carretero destacó que “cuando te jubilas las armas se entregan en la Inspección de Armas de la Guardia Civil, pero no hay norma que obligue a entregar la munición”. Señaló que las personas con licencia pueden llegar a acumular “hasta 150 cartuchos, perola munición no llegaba a esa cantidad y data de 40 años atrás”. En estos momentos, quien fuera inspector jefe de la Policía Local de Ubrique y cabecilla de la famosa 'Operación Karlos', espera que “se archive el asunto porque no hay sentencias del Tribunal Supremo por estar en posesión de cinco cajas de munición”.

“Me gustaría deciros -añadió- que hace ya muchísimos años tuve un problema (con la Justicia), ese problema, me equivoqué, quedó zanjado. Vivo con mi mujer y no tengo problemas con la Justicia. Mi vida es satisfactoria, tengo tres hijas, dos de ellas menores de edad. Si tenéis dudas acerca de si digo la verdad -espetó a los periodistas- poneros en contacto con la Comandancia y os dirán que se me tomó declaración con las balas”.

Abundando en el tema de los cartuchos, Carlos Carretero añadió que la Benemérita le preguntó si eran suyos. “En la caja pone el nombre pues así es como las entregaban. Si no hubiera nombre no me habrían preguntado”. Acto seguido refirió que “la Ley no me obliga a entregarlas. Las armas sí, pero las balas no hay por qué entregarlas a la Inspección”.

“El artículo 48 permite tener 150 cartuchos. Estos ya llevaban casi 20 años allí. Yo voy a intentar que todo quede en nada para que se archive y no sea ni es falta administrativa porque entendemos que no hay irregularidad alguna, ni siquiera administrativa”. Igualmente recordó que anualmente se les proveía de cartuchos en una cantidad de 150 “si bien nadie hace uso de ellos” y por tanto sobran.

Sobre la relación de sui hijo con la presunta trama de narcotráfico Carretero dijo que “al parecer a un hijo mío, que es el inquilino (de la referida vivienda de Arcos) sí lo detuvo la Guardia Civil por ese tema de salud pública. Eso es lo único que me vincula (a la operación antidrogas). Él está ahora en dependencias de la Guardia Civil, las diligencias son secretas”. De su hijo añadió que “me imagino que estaría allí alquilado, la vivienda es de un señor de Arcos. Como digo nunca ha sido mía ni ha estado a mi nombre”. Igualmente reconoció públicamente que la relación con su hijo “no es buena”.

Sobre su estancia en la Comandancia de la Guardia Civil dijo que ésta “no se prolongó más de quince minutos y cuando me enteré al salir que ya se había publicado decidí aclararlo. Porque llevo una vida ordenada y sin problemas judiciales. Yo no soy dueño de los actos de los demás”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios