Jerez

La Coordinadora del Agua pide a las pedanías que reflexionen

  • "Deben estudiar las ventajas e inconvenientes de una privatización del servicio", apuntan

La Coordinadora del Agua ha manifestado en un comunicado que cree que La Barca de la Florida está haciendo un ejercicio de "madurez democrática al reconsiderar su encomienda del agua a Aqualia". Así, señalan que "nos congratulamos de que el pueblo de La Barca se tome su tiempo para estudiar las ventajas e inconvenientes de una privatización del agua urbana, como se ha hecho en Jerez. Sabemos que el pueblo está muy concienciado y vinculado con el mundo del agua, hasta el punto de ser una referencia clave de rechazo a la privatización de Ajemsa, desde que se inició el movimiento en contra del proyecto de venta del agua, por parte de la alcaldesa García-Pelayo".

No obstante, desde la Coordinadora "mantenemos la condena anticipada de traición social a su pueblo de todas las personas o entidades y organismo que propugne, facilite o acuerde una privatización de este servicio, que como se ha resuelto por la ONU, es un derecho humano básico y fundamental para la vida nuestra población civil". Por ello, animan a La Barca "así como al resto de las pedanías que aun no se han definido, a que sigan los pasos de sus compañeras: Guadalcacín, Torrecera y Estella. Estas, tienen muy avanzados los estudios y ya se ha constatado la viabilidad de llevar su propia agua, en forma de consorcio o bien adhiriéndose al existente en la zona norte gaditana -Aguas de la Sierra-". Esta coordinadora asegura, además, que tiene claro "que conservar el patrimonio, el derecho y la gestión del agua de sus vecinos por parte de estas pedanías, es una decisión muy acertada cuyas consecuencias positivas para su población, no se harán esperar; solo al comenzar esta gestión de forma segregada de la privatización propuesta para Aqualia, los recibos mantendrán una diferencia de un 30% aproximadamente o más, se crearan de ocho a doce puestos de trabajo y a medida de que vaya pasando el tiempo, el desequilibrio económico, calidad y social y democrático será abismal".

Por otro lado, apuntan que "estas pedanías se debaten actualmente en una sorda, pero dura batalla de identidad y continuidad de gestión local, que ocasiona un frente común en España y concretamente en Andalucía, en cuyo colectivo nuestras pedanías jerezanas tienen una voz cantante muy activa. Esto ha conllevado que se haya formalizado un dispositivo de reivindicación de derecho local de las pedanías, que se encuentran en riesgo con la nueva legislación prevista por el gobierno central sobre la administración local de nuestro país". "Nos parece paradójico y falta de coherencia, el defender por un lado los derechos, incluso la autonomía de estas pedanías y por otro, vender su patrimonio y uno de los únicos servicios que identifica a su gente y que tiene más incidencia y envergadura social, para su territorio ciudadano; es una locura", concluyen desde la Coordinadora del Agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios