Jerez

Denuncian la ocupación de una vivienda en Juana de Dios Lacoste

  • Los dueños dicen que los okupas han puesto cerradura y amenazan con la llegada de más

Imagen tomada ayer de la fachada de las viviendas ocupadas en la calle Juana de Dios Lacoste. Imagen tomada ayer de la fachada de las viviendas ocupadas en la calle Juana de Dios Lacoste.

Imagen tomada ayer de la fachada de las viviendas ocupadas en la calle Juana de Dios Lacoste. / pascual

Comentarios 6

Propietarios de la vivienda ubicada en la calle Juana de Dios Lacoste 2-4 han denunciado "en repetidas ocasiones, tanto por escrito, como con llamadas a la Policía" la ocupación ilegal de dicho inmueble. La primera de dichas denuncias se interpuso en noviembre del pasado año, a pocos días de que la casa hubiera sido remozada para su posterior venta. "Fue entonces cuando entraron estas personas desconocidas a ocupar ilegalmente la casa. De hecho, provocaron daños en la puerta principal a la altura de la cerradura, así como que ésta ha sido sustituida por otra, por lo que ni tan siquiera podemos entrar", relata una de las dueñas. Asegura que la denuncia estuvo archivada "tres meses porque cuando la Policía se pasaba por la casa no abría nadie. Mientras tanto me personé varias veces en la comisaría para saber qué estaba pasando con esto porque en la casa sí había movimiento".

Dicha propietaria es testigo prácticamente a diario de "cómo entra y sale gente de la casa". Tanto es así que en una de las visitas de la Policía a la vivienda "pillaron a uno de los okupas, que fue denunciado y que no se personó en el juicio. Los okupas me han asegurado que por muchos candados que ponga, aunque ellos se vayan, llegarán otras personas distintas al mes siguiente". "Desesperada" por la situación, "sin saber ya qué hacer porque no hay manera de que se actúe contra esta situación", se vuelve a interponer una nueva denuncia "porque ya vimos además que las personas que ocupaban la vivienda no eran las mismas que las anteriores. No entiendo cómo pasan estas cosas, es injusto. Los vecinos me advierten además de que están sacando cosas de mi casa, hierros, que se llevan en una furgoneta".

Esta propietaria se queja además de que se pagan "800 euros de contribución al año por esta vivienda y el Ayuntamiento no me escucha. Esta casa, datada en el siglo XVI, es fruto del trabajo de mi padre, de un trabajador. He llegado a hablar hasta con los okupas, me han dejado que vea la casa para demostrarme que no habían hecho nada malo. Pero sin embargo, me advierten de que pronto llegarán otros cuando ellos se vayan". La propietaria asegura que estos okupas van a diario al comedor del Salvador, "que no tienen mala pinta para nada" y que incluso "se les ha ofrecido ayuda para que no ocupen viviendas y la han rechazado. Además, hacen movimientos muy raros, en horarios muy extraños".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios