Jerez

El Flamenco y su modelo de gestión

El día 2 de Mayo, en plena feria, nos sorprendió la noticia de que el Centro Andaluz de Flamenco se suprimía, al menos y según el BOJA, se suprime como servicio administrativo y sin personalidad jurídica.

Desde que se creó como Centro Andaluz de Flamenco y, dependiendo en su totalidad de la Junta de Andalucía, esta institución no ha tenido un día tranquilo, acúdase a la hemeroteca y veremos que a lo largo de estos tres lustros la sede del Palacio Pemartín no se ha sabido mimar. El primer fallo y creo que uno de los más graves ha sido su acefália: sus tres primeros directores brillaban por su ausencia, raro era el día en el que se encontraran, sus múltiples "compromisos" les mantenía alejados por espacios prolongados y en cuanto a las comisiones asesoras nunca sirvieron de instrumento ya que apenas se convocaban, sí nó que le pregunten a sus integrantes.

Que el CAF pierda su personalidad jurídica y deje de ser un servicio administrativo no es bueno para esta ciudad. Creo que Jerez no se merece esto y gran parte de la culpa de que estas cosas sucedan no solo se debe a que alguien en la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía decide que cosas son buenas para el flamenco y para Jerez, lo peor es que a la clase política jerezana le da igual, le trae sin cuidado, nuestra política municipal es cainita a más no poder y no hay más ciego que el no quiere ver, hasta ahora sólo se han alzado las voces de los especialistas que hemos reclamado que los personalismos políticos estén fuera de este marco, el flamenco no debe servir de instrumento político, es por encima de todo una de las señas de identidad de todos los andaluces, por encima de toda convicción, así que es obligación de todos los que estamos involucrados protegerlo y difundirlo, pero de manera muy especial en Jerez, la historia algo nos debe.

Sé que el Palacio Pemartin no se pierde, y que los fondos y el archivo estarán ahí, según ha dicho el viceconsejero, pero esto lleva a una contradicción ya que la última disposición del nuevo decreto deroga el decreto de creación del CAF lo que viene a decir que deroga el cargo de director o directora así como al consejo asesor, luego dejará de denominarse Centro para llamarse archivo... departamento, Díos lo sabe.

Cabe muchas interrogantes y, de momento, escasas respuestas. No entiendo porque no se ha hecho como con el Centro Andaluz de la Fotografía y la Filmoteca de Andalucía que se integran en el Centro Andaluz de la Imagen. Que protagonismo tiene en esta historia la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco de la que prácticamente casi ni se menciona teniendo en cuenta que probablemente el Centro Nacional del Flamenco se instale en esta plaza.

Si el flamenco es un patrimonio de los andaluces no debería de ser tratado tan a la ligera, teniendo en cuenta el rango tan importante que tiene nuestro arte dentro del estatuto de autonomía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios