Gran Premio de Jerez Jerez, con la mirada puesta en 2022

  • Concluye el Gran Premio con una gran afluencia de visitantes a Jerez a pesar de que la prueba se celebró a puerta cerrada

  • El Ayuntamiento asegura que no ha habido incidentes durante el fin de semana

La autovía Jerez-Arcos, inusualmente vacía en un domingo de Gran Premio en Jerez.

La autovía Jerez-Arcos, inusualmente vacía en un domingo de Gran Premio en Jerez. / Manuel Aranda

Por segundo año consecutivo, la autovía Jerez-Arcos (A-382) no se llenó de moteros ni a primeras horas de la mañana ni a eso de las tres de la tarde en un fin de semana de Gran Premio. Ni tampoco estaba ese cartel que cada año pende de una de las pasarelas de esta carretera y que les deseaba a los aficionados un feliz regreso a sus casas.

El Gran Premio de Motociclismo de Jerez volvió a celebrarse a puerta cerrada por culpa de la pandemia y un veterano trabajador del trazado describía perfectamente el ambiente mientras miraba con nostalgia una de las rondas de calificación del sábado desde el monte donde se encuentra el Centro de Coordinación (Cecor): “Esto no es un Gran Premio, más bien parecen unos entrenamientos”.

Ahora bien, el buen tiempo y el fin de las limitaciones de movilidad entre provincias contribuyeron a que muchos moteros decidieran pasar el fin de semana en Jerez o en otras localidades de la costa. Tanto la Subdelegación del Gobierno en la provincia como el Ayuntamiento jerezano incidieron en que ha sido un fin de semana de gran afluencia y de ausencia de incidencias reseñables. Eso sí, hay que destacar el desalojo en la noche del sábado de una fiesta sin autorización que se estaba celebrando en un local de la calle Platino, en el polígono Autopista. En el momento de la intervención policial había 260 personas en el interior.

Minutos después de acabar la prueba de MotoGP, la alcaldesa, Mamen Sánchez, incidía en este aspecto. La regidora señalaba que había sido “un fin de semana perfecto” por lo que agradeció el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad “que en todo momento han velado por la seguridad”. Acto seguido, resaltó que no se han producido incidentes de relevancia durante el fin de semana “a pesar de que se ha registrado una alta afluencia de visitantes a la ciudad con motivo de la apertura de la movilidad entre provincias”. “El comportamiento de la ciudadanía y de los aficionados ha sido ejemplar y no ha habido aglomeraciones, como se solicitó, en las inmediaciones del Circuito”, explicó.

No en vano, el trazado estuvo blindado desde las primeras horas del viernes hasta buena parte de la tarde de ayer. A las instalaciones de la autovía de Arcos solo pudieron acceder los autorizados por la organización con el objetivo de preservar al máximo la ‘burbuja’ en la que funciona el Mundial de las dos ruedas.

Al igual que lo apuntado por la alcaldesa jerezana, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, se pronunciaba instantes antes de asistir al Circuito. En declaraciones a los periodistas, el también consejero de Turismo afirmó que la reapertura de los límites provinciales aprobada por el Gobierno andaluz en días pasados contribuyó a “llenar de ambiente motero” tanto Jerez como los municipios del entorno (El Puerto, Rota o Sanlúcar, entre otras). De hecho, atribuyó a la reapertura de las provincias “la reactivación de la hostelería y de los hoteles”. “Este es un sector que ha demostrado que tiene una rápida capacidad de recuperación”, enfatizó.

Por el momento, la Junta de Andalucía no maneja datos de ocupación hotelera durante el pasado fin de semana, aunque Marín señaló que muchos de los hoteles que han reabierto en estos días “están al 100%” y se prevé que el 80% de los negocios hoteleros de Andalucía estén operativos a lo largo de este mes.

Las autoridades incidieron en la ausencia de incidentes durante todo el fin de semana. En Jerez, las mayores aglomeraciones de aficionados se produjeron en la jornada de la tarde sábado donde las fuerzas policiales tuvieron que controlar a los aficionados que se agolparon en la avenida de Europa. También tuvo que disolver alguna que otra concentración en puntos como el aparcamiento situado junto al Cementerio de La Merced, en el extremo este de la ciudad. En la jornada de ayer, y como es habitual, ya se notó una apreciable descenso del número de moteros circulando por la ciudad.

El dispositivo de seguridad habilitado durante este fin de semana evitó, además, que no hubiera nada reseñable en un habitual punto caliente en estos días de Gran Premio como es la avenida Blas Infante, en la zona sur. La presencia casi permanente de la Policía así como la instalación de unas cámaras de alta definición para detectar infracciones de tráfico contribuyeron a que no hubiera exhibiciones ilegales en este punto de la zona sur de la ciudad, al menos hasta el cierre de esta edición.

Un grupo de moteros por calles de Jerez. Un grupo de moteros por calles de Jerez.

Un grupo de moteros por calles de Jerez. / Manuel Aranda

Acabado el Gran Premio, la vista está ahora en 2022. Organizadores y aficionados mantienen la esperanza de que el trazado pueda reabrir sus puertas el próximo año a miles de aficionados para que zonas míticas como la ‘pelousse’ vuelvan a vibrar con los maestros de las dos ruedas. En ese año deberá entrar en vigor el nuevo contrato concretado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento con Dorna, la empresa que explota los derechos del Mundial de Motociclismo.

El acuerdo, que tendrá cinco años de vigencia, prevé que Jerez mantenga el Gran Premio de España en los años 2022, 2023 y 2025. No obstante, ambas administraciones confían en poder albergar una prueba en el Mundial de 2024, aunque todo estará a expensas de los acuerdos con otros trazados y el calendario que decida la Federación Internacional de Motociclismo (FIM). Para el Gran Premio del año próximo, la regidora ya ha anunciado que se está trabajando en realizar una serie de mejoras en el trazado tras la queja de algunos pilotos de la falta de seguridad en algunos puntos.

Pero, si por algo se piensa en 2022 es por el deseo de que la pandemia del coronavirus no vuelva a impedir que la mejor afición del mundo vuelva a Jerez. “Ya queda un día menos para que la afición vuelva a casa y llene las gradas en la próxima edición del Gran Premio de Jerez”, apuntaba la regidora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios