Jerez

Hoy se entregan los primeros 142 expedientes de ayudas

  • Los informes serán remitidos a la Subdelegación del Gobierno para su traslado a Madrid

El Ayuntamiento, a través de la delegación de Bienestar Social, enviará hoy a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz los primeros 142 expedientes con las peticiones de ayudas de otras tantas familias afectadas por el temporal. De ellos, 104 han sido realizados por técnicos del área de Bienestar Social y corresponden principalmente a familias de la zona de El Portal que han sufrido daños en sus viviendas y enseres. El resto son expedientes de otras barriadas rurales inundadas como Las Pachecas, Zarandilla, La Greduela o La Corta, que han sido tramitados por técnicos de la delegación de Medio Rural.

El delegado de Bienestar Social, José Manuel Jiménez, manifestó que quedan pendientes de completar entre seis y siete expedientes, a los que aún les falta alguna documentación que las familias tienen que aportar, por lo que el total de damnificados por el momento puede rondar los 150, sin perjuicio de que más adelante aparezcan nuevos casos de solicitantes. Jiménez matizó que los informes recogen los daños producidos desde que comenzaron las primeras lluvias, el 24 de diciembre. Hay que recordar que el Ayuntamiento abrió tras la crecida del río una oficina de atención a los damnificados en la barriada rural de El Portal y otra en la delegación municipal de Medio Rural.

Los expedientes contemplan las solicitudes de ayudas por parte de las familias, las valoraciones que hacen de los destrozos sufridos, los informes sociales y una amplia documentación que exige el Real Decreto que regula este tipo de ayudas. Una vez en manos de la Subdelegación de Gobierno, los expedientes serán remitidos a Madrid. Jiménez resaltó la celeridad que se ha querido dar a la tramitación de los mismos, con el fin de que las familias puedan recibir cuanto antes las cantidades que les corresponden. Aún así señaló que hay al menos 25 damnificados que precisan de una actuación urgente para poder volver a sus casas ya que carecen del equipamiento más básico como camas o cocina. Estas personas se encuentran, según Jiménez, alojadas aún con familiares. Con el fin de hacer frente a esta atención de emergencia la delegación de Bienestar Social se está coordinando con Cáritas y al margen de lo que esta institución pueda aportar, Bienestar Social quiere librar 40.000 euros para esta ayuda inmediata, también de forma independiente a las aportaciones que haga el Gobierno. El delegado estimó que cada una de estas 25 familias precisa de una cantidad algo superior a los 1.000 euros para la compra de los enseres más básicos.

El Real Decreto al que se acogerán los damnificados recoge ayudas máximas de 15.000 euros cuando las familias han perdido la casa, de 10.000 cuando la vivienda se ha visto afectada en la estructura, una cantidad superior a 5.000 euros si la casa sufre daños pero no en su estructura y un máximo de 2.500 euros para enseres y mobiliario.

El Gobierno tendrá que estudiar los expedientes y revisar la documentación y reclamar más papeles si lo considera pertinente por lo que, siguiendo todos los trámites, las ayudas no podrán llegar de forma inmediata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios