Jerez

Meteorólogos...

El  meteorólogo debería ser considerado una profesión de riesgo al nivel, por ejemplo, de médico de urgencias, bombero o camarero de barra callejera a las cuatro de la madrugada de un Miércoles Santo. Lo que le está cayendo estos días a los abnegados meteorólogos no es de recibo: qué culpa tienen de no acertar ni una predicción aunque, quizá, se están forrando acertando un día tras otro la bonoloto. La primavera siempre es primavera, a pesar de que haya cambio climático —que hay gente que pone en duda que sea cierto— y siempre tiene que llover en Semana Santa. Aquí ha escampado (eso dicen los expertos), pero en Andalucía Oriental y Murcia —regiones en las que la Semana de Pasión se celebra también con total solemnidad— se están acordando de Poncio Pilato que, al parecer, se lavó las manos también con las predicciones meteorológicas. O a lo mejor era otro genio haciendo apuestas con las carreras de Ben Hur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios