Jerez

Piden trece años por herir a un joven en Torrox

  • Los tres acusados, vecinos de El Puerto, se enfrentan a un delito de intento de asesinato y otro de detención ilegal

Comentarios 3

Tres vecinos de El Puerto, dos fueron conducidos desde prisión, se sientan desde ayer en el banquillo por un delito de asesinato en tentativa y otro de detención ilegal ocurridos supuestamente en el mes de noviembre de 2007. Las penas a las que se enfrentan son de trece años de prisión, diez por el intento de asesinato y el resto por el segundo de los delitos.

Los tres encausados manifestaron que conocían la víctima a través de otras personas, pero que tampoco tenían una relación muy directa con ellos. Negaron haber participado en los hechos -el joven apareció por la noche gravemente herido por arma blanca en las inmediaciones de la laguna de Torrox- y cada uno dio su coartada. Los tres encausados coincidían en una cosa, no entendían por qué los identificaron cómo las personas que planearon ese secuestro y les hicieron tal cosa.

Uno de ellos dijo que estuvo viendo un partido de la selección española en un bar. Otro, apodado 'El Gallego', dijo que estaba en su casa solo y que en esa fecha estaba de baja por un accidente laboral. El tercero, con el alias de 'El Torete', señaló que pasó la noche con su novia en Valdelagrana y que por aquel entonces "no me podía ni mover" porque había tenido un accidente con una moto. Unos días antes le habían dado el alta y tenía que llevar un collarín.

Precisamente ése es un dato que no pasó por alto la Policía para identificar a los personas que ahora se sientan en el banquillo. Ese dato, al parecer, fue facilitado por la víctima, algo que podrá confirmar en su declaración prevista para hoy. Agentes que pudieron hablar con el herido señalaron que "estaba totalmente lúcido" y que en el registro que hicieron en los domicilios de los encausados encontraron indicios en algunas prendas de ropa. La víctima conocía a sus agresores y los identificó plenamente.

Un policía local fue el primero en hablar con el herido, al que encontraron en medio de un charco de sangre en una carretera apartada en la laguna de Torrox. Desde un principio dijo que lo montaron en un coche tres personas y tras 'pasearlo' por la ciudad, amenazándolo con que lo iban a matar. Le causaron heridas graves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios