Jerez

Quejas vecinales por la movida juvenil y el "vandalismo" en las barriadas

  • La federación Solidaridad alerta de los problemas que sufren los vecinos por los continuos ruidos · La Vid, Las Torres, la zona centro y San Telmo Nuevo son algunos de los barrios donde se concentran los problemas

La movida juvenil vuelve a ser protagonista durante los meses de verano en las barriadas jerezanos. Los problemas, que ya han denunciado asociaciones como la de La Pita, se multiplican en otras zonas de Jerez, tal como reconoce el propio presidente de la federación vecinal Solidaridad, Sebastián Peña: "El tema del ruido lo tienen casi todas las barriadas y es algo que debemos solucionar, porque hay vecinos que no pueden ni descansar debido a las reuniones de jóvenes". En su caso, como vecino que es de San Telmo Nuevo, sabe bien lo que son las consecuencias de estos encuentros juveniles. "Ya lo hemos denunciado, pero no hay forma; hay un grupo de jóvenes de otras barriadas que vienen aquí y la Policía dice que no puede hacer nada porque están en la calle". No obstante, vecinos y comerciantes de San Telmo Nuevo sufren casi a diario la presencia de estos jóvenes "que no hablan, sino que gritan, hacen el gamberro y lo dejan todo lleno de porquería". De hecho, lo habitual es que estén por las tardes y por las noches, "pero a veces están aquí desde por la mañana".

Tal como explica este representante vecinal, la tónica habitual de estos jóvenes es "traer porritos, botellonas y recipientes de comida rápida que dejan después tirados por el suelo. Hay vecinos y comerciantes que están amargados, porque se ponen en la zona o tapando el puente y aunque vaya a pasar alguien ni siquiera se mueven". A su juicio, este tipo de jóvenes "está claro que han perdido la educación".

Sebastián Peña, además, reconoce que hay otras muchas barriadas populares de Jerez que se han visto perjudicadas por estos mismos problemas como es el caso de Las Torres, La Granja y Juan XXIII, entre otras. Así, además, lo confirma el presidente de Bellos Horizontes, Ángel Galán, como representante de distintas barriadas de la zona norte. "Ahora en Las Torres no tenemos demasiados problemas con lo que es la movida juvenil en sí, porque parece que desde que hicimos la manifestación se ha tranquilizado un poco el asunto", explica Galán. Sin embargo, reconoce que el tema de la venta de droga sigue siendo un grave problema en determinados puntos de la zona norte, donde se "trapichea" de forma habitual. Por ello insiste en que, desde el Ayuntamiento y especialmente desde el área de Seguridad, "no se puede bajar la guardia ni parchear, sino dar soluciones definitivas".

Desde la barriada La Vid, su presidente Agustín de la Flor, reconoce que este año los habituales problemas de movida juvenil se han reducido y no son tan frecuentes como años atrás, aunque siguen existiendo en determinados puntos. De hecho, la existencia de bancos en la calle Historiador Agustín Muñoz (ubicada entre el campus y la barriada) sí que ha hecho proliferar las reuniones nocturnas causando lógicamente molestias a los vecinos de esta zona.

También en barriadas del centro sufren problemas de manera habitual debido a la existencia de locales de ocio. Así, los vecinos de la calle Clavel y aledaños tienen que convivir con botellones junto a sus puertas. Desde Solidaridad, Francisco Gil, señala que este asunto "ha sido ya denunciado, pero los vecinos no pueden más porque desde las 3 de la mañana a las 7, tienen que aguantar a jóvenes bebiendo, cantando y haciendo sus necesidades en la calle".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios