Jerez

Realizado el segundo chequeo a la hembra de lince ibérico que ya cuenta con dos meses

  • Seguirá en el Zoo hasta septiembre cuando será trasladada al centro de cría correspondiente dentro del Programa Ex Situ de conservación de la especie

Realizado el segundo chequeo a la hembra de lince ibérico que ya cuenta con dos meses

Realizado el segundo chequeo a la hembra de lince ibérico que ya cuenta con dos meses

El equipo del Zoobotánico ha llevado a cabo el segundo chequeo a la hembra de lince ibérico nacida el pasado 7 de marzo en las instalaciones. El examen ha resultado satisfactorio pudiéndose comprobar que la cría progresa correctamente. 

El chequeo se ha realizado en menos de ocho minutos para no estresar a la cría y se ha comprobado que su estado y desarrollo general son muy buenos. También se ha llevado a cabo la desparasitación exterior e interior y se le han puesto las vacunas de leucemia felina y pentavalente. Dentro de un mes, aproximadamente, será revacunada, siendo éste el último de los controles que se le realizará en el Zoo. 

El delegado del Zoobotánico, Rubén Pérez Carvajal, ha destacado “la gran labor que se realiza en el Zoobotánico y la puesta en valor de la conservación de este felino, de los más amenazados del planeta, así como el éxito que se está teniendo con el trabajo realizado en el Programa Ex Situ del lince ibérico”. 

La hembra permanecerá en el centro hasta finales de agosto o principios de septiembre conviviendo con su madre Fárfara. Después de esta fecha será trasladada a uno de los centros de cría que fije el Programa de Conservación Ex Situ del Lince Ibérico. En este lugar, permanecerá hasta que se considere preparada para su liberación, en una de las zonas de reintroducción, posiblemente a principios del año que viene. 

Cabe recordar que la crianza del cachorro se produce en unas instalaciones que están fuera de la vista del público donde sólo un cuidador entra diariamente, lo mínimo imprescindible para poner la comida y limpiar los restos, pues el cachorro va a ser puesto en libertad y debe ser un animal esquivo y con miedo al ser humano para que tenga más opciones de sobrevivir en la naturaleza. 

Los padres de esta cría son la pareja reproductora conformada por Fárfara, nacida en abril de 2009 en el Centro de Cría de La Olivilla en Jaén, e Hidrógeno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios