Sucesos

El SAS investiga la intoxicación de dos familias tras comer tortilla de un asador

  • Dos menores y dos adultos continúan ingresados después de ingerir este alimento de un local situado en La Granja.

El Servicio Andaluz de Salud, SAS, investiga la intoxicación de dos familias de Jerez tras ingerir tortillas adquiridas en un asador de la barriada de La Granja durante la semana pasada. En total fueron 9 afectados de los que continúan ingresados a día de hoy 2 adultos y 2 menores.

La primera de las familias que resultó intoxicada y posteriormente ingresada acudió a urgencias del hospital del SAS el pasado martes día 24 de mayo. En este momento en comenzó la investigación por parte de la Consejería de Salud, que aseguró ayer a este medio que "llevamos a cabo el protocolo reglamentario, consistente en la recogida de muestras del establecimiento de La Granja, comprobar el estado de las instalaciones, realizar comprobaciones a los manipuladores de alimentos y coger muestras de los alimentos utilizados en el local". En este sentido, desde la delegación territorial establecieron que "todo está en orden. Estamos, sin embargo, a la espera del informe final que diga qué originó el mal estado de la familia. Hay que tener en cuenta que estas personas no ingirieron la tortilla en el local, por lo que hay que averiguar si la intoxicación se produjo porque efectivamente estaba en mal estado o fue tras la manipulación en casa". De esta familia, continúa ingresado el menor del núcleo familiar.

Tan solo dos días después, el jueves 26 de mayo, la familia de José Antonio León ingirió otra tortilla de este asador y "al día siguiente ya estábamos ingresados con vómitos, y aquí seguimos después de que nos hayan diagnosticado una infección por salmonela". En este caso, los tres miembros de la familia se encuentran aún en la clínica Serman, presentando un estado más delicado el menor de 7 años, que "sigue bastante mal", confesó León.

Este segundo caso no llegó al conocimiento del SAS hasta el pasado lunes. Desde el servicio de salud apuntaron ayer que "entonces se volvió a hacer el mismo procedimiento y protocolo de actuación en el asador, y no se volvió a encontrar nada. Se han requisado todos los alimentos que utilizan, huevos frescos, huevo pasteurizado... y tampoco se ha comprobado ninguna irregularidad. Sin embargo, en este caso sí que quedaba un trozo de tortilla en el domicilio que está en manos de los investigadores y será la prueba que determine finalmente en el informe final dónde estuvo el problema, si en el asador o en la manipulación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios