Jerez

Sánchez ratifica que seguirá al frente del PSOE hasta el congreso de 2012

  • Alrededor de 150 militantes participan en la asamblea extraordinaria del partido en Jerez · Los más críticos insisten en que la secretaria general debe dimitir y también el resto de la ejecutiva local

El Hotel Guadalete acogió ayer la celebración de la asamblea extraordinaria de la Agrupación local del PSOE en Jerez donde los militantes, con la secretaria general Pilar Sánchez a la cabeza, analizaron los resultados obtenidos el pasado 22 de mayo. Igualmente, en la asamblea definida por algunos de los participantes como "decisiva para el futuro" se definieron también algunas de las líneas de trabajo previstas para esta nueva etapa del partido en la oposición. La cita, que dio comienzo pasadas las seis y media de la tarde, se prolongó hasta la noche y, como era de esperar, sirvió para que Pilar Sánchez confirmase que seguirá al frente del partido en Jerez, pero sólo hasta que se celebre el congreso de otoño del próximo 2012 porque, como ya se esperaba, no se presentará a la reelección.

Las críticas a la gestión de Sánchez también fueron protagonistas de este encuentro en el que algunos militantes pidieron la dimisión de la secretaria general. Algo que no pilló por sorpresa a nadie, ya que anteriormente otros compañeros de partido con el exdelegado Francisco Benavent hicieron público su malestar por los resultados de las últimas elecciones y pidieron que Sánchez asumiese su parte de culpa y dimitiese.

En la misma línea, algunas voces críticas insistieron en que es necesario que dimita toda ejecutiva local y no sólo Sánchez. Mientras que otros militantes señalaron que lo mejor para que el partido salga del 'bache' es adelantar el congreso. "Que se cumplan los estatutos y se convoque la asamblea ordinaria", fue otra de las peticiones que ayer se escuchó en la asamblea.

La secretaria general, sin embargo, insistió (según los presentes) en que este no es el momento para llevar a cabo estos cambios. Además, también reiteró que, en parte, los resultados electorales fueron a causa de que no se supo 'vender' la gestión.

Fueron, además, numerosos los militantes que ayer pidieron poder hablar en la asamblea (alrededor de cuarenta intervenciones se contabilizaron) y otros tantos los que insistieron en que ahora es mejor no centrarse en personalismos ni relevos y sí es bueno trabajar en lo que debe ser el futuro del partido. Sin duda, fueron muchas las opiniones que ayer pudieron oírse en el Hotel Guadalete, pero los militantes insistieron que "lo bueno es que se ha podido hablar que es lo que muchos querían". En total, la asistencia rondó las 150 personas, aproximadamente, una cifra 'baja' teniendo en cuenta que eran bastantes personas las que esperaban esta cita de la agrupación local socialista, que actualmente tiene algo más de setecientos afiliados. Entre los asistentes, como era lógico, estuvieron delegados salientes como África Becerra, Juan Manuel García Bermúdez, José Manuel Jiménez y Antonio Fernández Ortega, así como los actuales concejales socialistas Miriam Alconchel y Juan Pedro Crisol.

Pese al cruce de acusaciones, lo cierto es que ayer no llegó a "haber sangre", ironizó uno de los participantes en la asamblea, que insistió en que todos los socialistas intentarán trabajar para "cerrar filas" y para 'vender' una "cohesión interna" que debe hacerse realidad para afrontar los próximos retos a los que, sin duda, tendrá que enfrentarse el partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios