Jerez

Saturno y el medio rural

  • El campo al día

Dicen que la distancia es el olvido y en algunos casos el olvido se hace tan grande que se convierte en un monstruo que todo lo devora.

Ese resorte es el que se debe haber despertado en la delegada del Medio Rural, Mª del Carmen Martínez, porque ha estado criando y defendiendo a los agricultores y ganaderos y ahora los está devorando como hizo el mito romano Saturno con sus hijos.

La comparación tiene guasa porque los datos coinciden hasta el punto de la risa. Un dato, Saturno, como no podía ser de otra forma, era el dios de la agricultura y la cosecha así que viene como anillo al dedo. La mitología cuenta que este dios romano -es fácil hacer el esfuerzo para imaginarse su cara porque Goya lo representó con un aspecto famélico y sin embargo tan feroz que engullía de forma escalofriante a un cuerpo desprovisto ya de cabeza- fue el hijo menor de Urano y pactó con su hermano Titán ser el heredero a condición de matar a toda su prole para que finalmente los hijos de Titán reinaran. Saturno fue devorando a todos sus hijos hasta que Cibeles, su esposa, pudo salvar a uno, Júpiter, que finalmente reinó.

Los términos han cambiado, son tiempos diferentes, pero es curioso que las historias tengan tintes tan parecidos. La delegada viene del entorno rural y mientras antes defendía a capa y a espada los intereses de sus hijos los agricultores y ganaderos y la independencia de la Barca, ahora los está engullendo con cambios difícilmente asumibles. Un ejemplo concreto es el de la revisión de valores catastrales rústicos que están trayendo de cabeza a sector agropecuario.

La subida en dichos valores ha provocado un aumento de la base imponible que se traducirá en una subida extraordinaria en la tributación y, en definitiva, si no se los come Saturno, serán las deudas las que los acaben masticando.

El sector está muy alarmado con esta cuestión porque no sólo afecta al IBI sino también al Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas e Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

En fin, un disgusto. Tal vez todos esperan que la madre buena vuelva a la escuela en la que también estaba Juan Carlos Camas y les acoja y proteja. Ojalá se acorten las distancias y deje el mito de Saturno para convertirse en su hija Ceres, diosa romana de la agricultura que enseñó a los hombres el arte de cultivar la tierra, de sembrar y recoger el trigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios