Jerez

La UCA inaugura un laboratorio de simulación clínica en el campus

  • Es una infraestructura innovadora y de vanguardia, dependiente de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia, destinada al aprendizaje en el área de salud y ciencias afines

Respira, tiene pulso, parpadea y se queja. Así es el nuevo 'alumno' del laboratorio de simulación clínica del campus de La Asunción, un nuevo servicio de la UCA destinada a la innovación docente. El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, acompañado por la decana de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia, Ana García, y la directora del departamento de Enfermería y Fisioterapia, María José Abellán Hervás, inauguraron el laboratorio -el segundo de Andalucía- junto a un grupo de estudiantes y personal del campus.

"Aquí el compromiso que tiene la comunidad universitaria es la innovación en nuestra formación, para dar una calidad docente e incluso investigadora con este laboratorio", explicó González Mazo. El rector puso de relieve que "la formación universitaria necesita complementar la enseñanza teórica con el aprendizaje práctico, mediante la incorporación activa de nuestros alumnos a escenarios reales o simulados donde van a desarrollar profesionalmente los conocimientos adquiridos". Aunque además de incluir programación docente para grado y posgrado, "este laboratorio se abre también a la actividad investigadora con proyectos en educación en Ciencias de la Salud centrados en simulación de cuidados de salud, sistemas de evaluación de competencias y seguridad del paciente", dijo el rector.

Los usuarios del laboratorio de serán todos los estudiantes que requieran experiencias académicas de aprendizaje relacionadas con simulación en el área de salud y ciencias afines, así como los profesionales de instituciones que prestan servicios de cuidados de salud, instituciones educativas en áreas de salud y entidades relacionadas con la prestación de cuidados, con las que se establecerían los convenios de colaboración específicos. En él, los estudiantes realizarán juicios clínicos, pondrán en marcha intervenciones, protocolos de actuación y procedimientos a pacientes simulados. Este tipo de formación, permite a los estudiantes reflexionar y aprender de su propia experiencia, proporcionando la posibilidad de cometer errores y realizar repeticiones, de manera que cuando las pongan en práctica con pacientes reales, muestren una mayor seguridad, capacidad profesional y se minimice la posibilidad de error u omisión ganando en seguridad del paciente.

El laboratorio ha contado con un presupuesto de unos 43.000 euros y se distribuye en tres estancias: área polivalente, avanzada y sala de control, donde sus usuarios podrán "realizar juicios clínicos, poner en marcha intervenciones, protocolos de actuación y procedimientos a pacientes simulados". El rector quiso poner en valor el trabajo del profesorado que se ha encargado del diseño, "siguiendo los más altos estándares de calidad", con una propuesta avalada por tres grupos de investigación del departamento de Enfermería y Fisioterapia de la UCA: Sistemas de Información Sanitaria y Docencia; Salud, Género y Desarrollo; y Equipo de Innovación Educativa Universitaria i-CARE. "Los nombres de estos tres grupos nos dan la dimensión de lo que aquí se va a disfrutar. Nosotros ahora mismo tenemos una motivación por innovar, que sea una singularidad este laboratorio y que sigamos todos planteándonos la excelencia de nuestra docencia", remarcó González Mazo.

El gran 'atractivo' de estas nuevas instalaciones, como explicaron sus responsables, es el simulador de paciente adulto de cuerpo entero SimMan® Essential, "que posee una avanzada funcionalidad para la adquisición de habilidades clínicas en diferentes escenarios, especialmente aquellos relacionadas con la vía aérea y con el funcionamiento de los aparatos respiratorio y cardiovascular, así como de otros órganos y sistemas".

Abellán Hervás destacó que este laboratorio "supone una herramienta para reforzar la comprensión de los contenidos de las diferentes asignaturas. La idea se inició a través de un grupo de investigación docente i-CARE y desde el 2010 estamos intentando montarlo con la ayuda, por supuesto, de la Universidad, que ha potenciado todas nuestras ideas". Por su parte, la decana de la Facultad de Enfermería y Fisioterapia añadió que "este proyecto para nosotros es muy importante porque no sólo es una herramienta eficaz para la docencia, sino que consideramos que también el alumno va a conseguir con esto una mayor comprensión de todos los temas que tratamos en las asignaturas". Asimismo, García apuntó que "se convierte en un elemento muy motivador. El alumno cuando se implica y hace por sí mismo las técnicas que luego va a requerir, adquieren una mayor motivación en el aprendizaje".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios