Jerez

Los acampados de la plaza del Arenal piden una reunión con el subdelegado del Gobierno

  • Mantienen que "no somos una acampada de indigentes" y reiteran que no van a moverse

Los acampados de la plaza del Arenal han solicitado una reunión con el subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, con el fin de explicar su posición e intentar llegar a una solución para la acampada que cumple ya ocho meses en este espacio del que únicamente se ha movido para desplazarse a la zona de 'Los Arcos' con el fin de no dificultar el montaje de los palcos de Semana Santa. María Ligero, uno de los miembros del colectivo de la acampada, señaló que hasta el momento están manteniendo contactos con la delegada de Bienestar Social, Isabel Paredes, pero que también siguen pendientes de un encuentro con la alcaldesa, María José García-Pelayo. Entre las peticiones que quieren transmitir tanto al subdelegado como a la alcaldesa está la cesión de un inmueble actualmente desocupado para acoger a los 'sin techo' e insisten que los actuales albergues "tienen que dignificarse". "Ellos tienen que dar la solución y decidir si van a echarnos por la fuerza, porque sí es así van a salir perdiendo. Hay muchas familias que están a punto de ir a la calle, cuando hay edificios vacíos".

Pablo, otro de los integrantes de la acampada, negó que sean un colectivo de indigentes. "Nosotros somos gente del 15-M y aunque ellos se hayan desvinculado de nosotros, seguimos teniendo los mismos ideales del movimiento". Aseguró que alrededor de los que duermen y viven en la acampada hay un número de entre 30 y 40 personas que les respaldan y participan activamente en la misma, con asambleas y otro tipo de actividades". Pablo dejó claro que su posición pasa por no moverse de donde están "porque en este tiempo no se ha producido ninguna mejora en las denuncias que estamos haciendo" y que en el caso concreto de Jerez, van particularmente enfocadas, según dicen, a la falta de alternativas para personas que viven en la calle.

Lamentó, por otro lado, que se critique la mala imagen que dan a la ciudad. "No somos la única acampada que hay, qué pasa, ¿que las otras no afean la ciudad?. Nosotros no estamos en contra de nadie en concreto y no agredimos a nadie" y criticó que algunos dueños de veladores digan que ellos pagan impuestos y la acampada no. "Es como mezclar agua y aceite. Esto no es un negocio del que nos beneficiamos. Y además, ¿sólo importa la estética y no todo lo que está ocurriendo?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios