Jerez

La antesala del anhelo

  • A tres días de la Cuaresma la ciudad se prepara para vivir la semana más importante de todo el calendario

La joya de paso de misterio del Santo Crucifijo de la Salud saldrá este año totalmente restaurado. La joya de paso de misterio del Santo Crucifijo de la Salud saldrá este año totalmente restaurado.

La joya de paso de misterio del Santo Crucifijo de la Salud saldrá este año totalmente restaurado.

Aún no se escuchan los machotazos contra la madera de los operarios que harán realidad palpable y visible los tan traídos y llevados palcos. Esas parcelas de las que tanto se habla y se escribe en los batiburrillos cofrades durante el resto del año para estar entretenidos. No ha comenzado todavía la gran reestructuración de la ciudad pero ya huele a cera e incienso para muchos cofrades. Palcos y su logística que este año tomará la misma singladura de ediciones pasadas y que, finalmente, no pasarán por el ficus ni por el Banco. Y es que es tanto el peso social que tienen las cofradías en la ciudad que hasta se ponen en boga términos como 'plazalbanco', ficus, pleno de la atalaya o ratonera. A poco que se entienda de este asunto de las cofradías uno se podría extrañar de que tres cofrades que acabaran de náufragos en una isla desierta se aburrieran. Siempre habría un trazado común para las cofradías a la orilla de la playa.

Esta Cuaresma nos traerá dos pasos de misterio restaurados y un canasto de estrenoLa Cuaresma nos conducirá hasta la noche de las noches, la de la vigilia pascual

Misterios

Pero la Cuaresma es una realidad que está a la vuelta de la esquina. Un tiempo que este año pasará por ser el de los pasos de misterio. Hace algunas fechas analizábamos en esta redacción cofrade los problemas que muchos canastos plantean a las juntas de gobierno de hermandades añejas por lo costosos de sus restauraciones o por la quimera que se plantea cuando se decide un cambio de andas. Aquel artículo parece no haber caído en saco roto y tres hermandades, tres, sacaran estrenos importantes en sus cofradías en lo que a este ámbito se refiere, eso sin contar con las de nuevo cuño que siguen con tallados, dorados y evoluciones varias. Por un lado, la hermandad de las Tres Caídas que tendrá un nuevo paso, comprado a la cofradía del Prendimiento de Sanlúcar, y que portará al Cristo de la Salud, antigua advocación de la cofradía de los Dolores. Un paso que, según trasciende, se ha sometido a ciertas modificaciones más en el aire de la corporación del Miércoles Santo. Un gran estreno que los cofrades ansían ver en las calles. Pero en la madrugada del Viernes Santo, y como consecuencia de una inundación sufrida en el sótano en el que se guardaba el canasto de Currito el Dorador, el paso de misterio del Santo Crucifijo también estará listo para lucir como si de nueva factura se tratase. Cuentan hermanos antiguos de la cofradía de San Miguel que ahora se observan detalles que jamás habían sido vistos tras sufrir la irremediable huella del tiempo. Será toda una delicia poder disfrutarlo este año. Además, para el Viernes Santo, otro gran canasto saldrá totalmente restaurado. Una obra de Guzmán Bejarano que lleva la impronta del genial Luis Ortega Bru. Se trata de una joya que sobrelleva otra joya como es el Sagrado Descendimiento. Restauración que como ya se publicó en este periódico, ha sacado las policromías originales que el artista de San Roque dejó en las capillas del magnífico canasto.

Vía crucis

También será una Cuaresma que tendrá dos grandes vía crucis. Por un lado el tradicional del consejo directivo con la imagen de Cristo Rey con el que se hace justicia al presidir este año el acto piadoso en la Catedral y, por otro, el del Señor del Consuelo de la hermandad del Transporte al estar celebrando la familia mercedaria ochocientos años de carisma redentor en la Iglesia.

Y sin salirnos de la basílica de la Patrona de la ciudad, la Santísima Virgen de la Merced, también esta Cuaresma va a tener un día muy especial. Se trata de la exposición con cultos de la réplica de la Sábana Santa que se custodia en el cenobio mercedario y que tiene rango de veneración al haber sido pasada por la de Turín, Síndone de la que se tienen suficientes datos como para afirmar su autenticidad.

La Cuaresma, como no podía ser de otra manera, vendrá cargada de presentaciones, glosas, cultos, vía crucis, besamanos y ensayos por las calles de la ciudad. Parihuelas que irán de un lado a otro y que tendrán sus respectivos saludos cuando se crucen por la calle Larga. Unas andando racheando de frente, otras con un evolucionado aparato de reproducción de música en el que sonarán marchas de Pedro Morales o de López Farfán.

Faltan tan sólo tres días. Será una jornada fuerte de reflexión y de conversión. De planteamiento de la realidad del cristiano en un pistoletazo de salida que nos conducirá, no al Domingo de Ramos -que también-, sino que será hasta la noche de las noches. La vigilia en la que el pregón pascual nos recordará que el esplendor del Rey, destruyó las tinieblas del mundo.

Y una vez vuelto a la vida, los cofrades comenzarán con la cuenta atrás. Es un maravilloso ciclo en el que no faltará un nuevo repaso al ficus, a la ratonera y a la 'plazalbanco'. Más que nada para quedar entretenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios