Jerez

La contratación repunta en agosto un 7% con el campo como principal sostén

  • La agricultura, con un millar más de contratos, salva el desplome de los servicios Las altas temporales crecen un 8% y las indefinidas ceden un 20%

El mercado laboral jerezano se mueve por oleadas. Es lo que se da en llamar estacionalidad, con sus dientes de sierra cuyos vértices recorren largas distancias que se miden en miles de altas o bajas en función de la época del año sujeta a análisis. En el caso de agosto, en el ecuador del estío, Jerez se toma un respiro gracias a la actividad agrícola, en la que campañas como la remolachera o la vendimia inyectan oxígeno a una economía local con claros síntomas de asfixia que le impiden levantar definitivamente cabeza.

Los datos de agosto de este año, con cerca de 8.400 contratos en total, avalan esta hipótesis, pues la cifra rompe con dos meses de caída mensual gracias a la aportación del sector agrario, que registra un repunte respecto a julio del 120%, estableciendo su máximo anual con cerca de dos mil altas netas.

En términos globales, la contratación creció el último mes en el municipio jerezano casi un 7% tras un aumento de 548 altas, la mitad de las registradas por la actividad agrícola, que sumó en agosto cerca de dos mil contratos y u millar largo más que en el mes anterior.

La agricultura salva el octavo mes del año, en el que la construcción suma tantos contratos como resta la industria, en torno a una veintena, que en uno y otro caso suponen un aumento y un descenso del 3%.

Lástima del pinchazo de los servicios, el macrosector que concentra al empleo relacionado con la hostelería, el comercio y el turismo, y que salda agosto con un recorte de 600 contratos, por encima del 9% en términos relativos.

Las tornas cambian por completo en la evolución del último año, en la que la agricultura y la construcción restan 79 (-3,85%) y 5 (0,8%) contratos, respectivamente. Por contra, la industria suma en los doce últimos meses 202 contrataciones más (48,5%), a los que se suman otras 787 altas de los servicios (el incremento en este caso es del 18%). El cómputo global arroja un aumento interanual de 900 contratos (+12%).

Los contratos de agosto tienen un marcado carácter estacional, ya que las altas indefinidas se quedan en puertas de las 250 tras caer un 20,8% respecto a julio, mes en el que se alcanzaron las 312. La contratación temporal registra sin embargo un repunte del 8,13% con 8.147 altas totales y 613 más que el mes anterior.

Agosto de este año cierra, no obstante, con 40 contratos indefinidos más que en el mismo mes del año anterior, cerca del 20% más, y 865 altas temporales más, lo que se traduce en un repunte de casi el 12%.

Curiosamente, las mujeres firman más contratos indefinidos que los hombres en agosto (130 frente a 117) pese a que en el cómputo global, las altas de los segundos (5.288) superan con creces a las de las primeras (3.106). Los contratos masculinos crecieron en el octavo mes del año un 12,8% con 600 altas más en volumen, mientras que las contrataciones femeninas bajaron un 1,6%, que en números redondos vienen a ser medio centenar menos.

Nada que ver con la comparativa del último año, en la que las mujeres sacan algo de ventaja con un incremento del 13%, punto y medio por encima del avance de los hombres. En volumen, las altas masculinas aumentan por encima del medio millar y las femeninas crecen en 360.

Septiembre, con el que llega el final del verano, suele ser un buen mes para el empleo en Jerez, situación que suele prolongarse hasta octubre para luego encarar el grueso del otoño-invierno, temporada baja en Jerez, que pese a la paulatina mejora, sigue estando lejos de los datos económicos sobre empleo de antes del inicio de la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios