Jerez

"La empresa debe el gasoil desde septiembre, nóminas, impuestos..."

  • El comité de Cojetusa decide el martes si se va a la huelga, aunque desde ya pide "perdón por las molestias", pues la situación "ha tocado fondo" · Dice que la nueva red agrava la situación: los viajeros han caído un 15%

Al comité de empresa de Cojetusa, la concesionaria del transporte urbano, no le sorprendió ayer el contenido de la denuncia pública realizada un día antes por la dirección sobre el "extremo insostenible" al que ha llegado la firma ante los "reiterados" impagos del Ayuntamiento de Jerez. Así lo reconoció a este periódico el máximo representante de los trabajadores del servicio público de autobuses, José María Romero, quien recordó que "la única diferencia respecto de anteriores ocasiones es que ahora es la empresa la que se ha atrevido a denunciar públicamente lo que nosotros hemos venido diciendo desde dos o tres años después de que Cojetusa llegara a la ciudad".

El próximo Martes Santo, según anunció, el comité de empresa mantendrá una reunión en la que se decidirán las primeras medidas a adoptar ante esta situación de asfixia económica, que ha llevado a que la plantilla no haya cobrado la nómina de marzo y el 55% de una paga extra que reciben ese mismo mes. "Pedimos perdón por las molestias pero nos tendremos que movilizar y eso tiene que entenderlo todo el mundo, cada uno tiene sus necesidades y sus hipotecas que pagar; y lo único cierto es que esto va de mal en peor, ha tocado fondo", dijo.

La situación es tal, apuntaron desde el comité de empresa, que "la compañía lleva desde el mes de septiembre sin pagar el gasoil, mantiene deudas con la Seguridad Social, impuestos... Encima la crisis empuja y, claro, con sólo unos meses que el Ayuntamiento ha dejado de pagar el corriente esto se hunde". Para colmo, puntualizó el presidente del comité, desde la entrada en vigor de la nueva red de autobuses que propone el Plan de Movilidad, "lejos de ayudar al servicio, no se ha hecho más que restar viajeros". En este sentido, según calcula la plantilla, "nos consta que, al menos, se ha perdido un 10-15% de usuarios desde enero y la venta de bonos de transporte ha caído en un 40%". "Yo, por ejemplo, el otro día trabajé siete horas, hice unos 170 kilómetros en la línea 19 y la bolsa apenas sumaba 30 euros", señaló Romero. Por no hablar del estado en que se encuentra la flota del servicio, "con una media de edad cercana a los quince años, rampas para minusválidos averiadas, piezas remendadas de otros autobuses viejos e incluso hongos en algunas zonas de asientos", denunció, hilando con la pésima situación económica que ahoga a la concesionaria y le impide renovar los vehículos que componen la flota.

Lo que no tienen tan claro desde el comité de empresa, a diferencia de lo que deslizó la alcaldesa el pasado miércoles al ser cuestionada por este tema, es que Cojetusa quiera marcharse de Jerez. "Si quisieran irse ya lo habría hecho, este negocio es deficitario pero sigue siendo rentable. A nosotros desde luego no nos han demostrado que quieran irse de Jerez", subrayó. Al tiempo, manifestó que "éste es un negocio redondo, pero la rentabilidad se ha ido apuntando en la libreta hasta que la empresa ha visto que no puede más". Tras desconocer si hay un plan para rescatar la concesión y municipalizar el servicio, "el primero que dejó caer esta opción fue el PSOE cuando estaba en la oposición", el presidente del comité dijo que, a la postre, "los perjudicados son los ciudadanos, pues no hay que olvidar que todo este agujero sale del bolsillo de los jerezanos; los usuarios no tapan este agujero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios